El club azulgrana trata de evitar la huelga de trabajadores convocada para el Barça-Madrid

stop

En la entidad guardan silencio pese a la preocupación existente, aunque confían en llegar a un acuerdo

Vista aérea del Camp Nou

27 de septiembre de 2012 (18:45 CET)

El Barcelona ha recibido sorprendido la convocatoria oficial de huelga de los trabajadores fijos discontinuos el día del Barça-Madrid. El club guardará silencio oficial con tal de mantener la calma de todos. Sólo ha trascendido que en la entidad están "preocupados" pero que no contemplan "el escenario de una posible huelga". Los empleados le han entregado la convocatoria oficial (firmada por CCOO, USOC, UGT, CGT y una empresa independiente) esta misma mañana a Llorenç Hernández, jefe de recursos humanos del club.

"Esto hay que arreglarlo, ¿eh? Hay que arreglarlo; la huelga no va bien para ninguno de los dos", ha dicho Hernández documento en mano mientras "se fumaba tres cigarros en un minuto", según cuenta a este diario Carlos Yeves, miembro del Comité de Empresa. Un discurso muy diferente del que habría pronunciado tras la reunión que mantuvo ayer (junto con Nestor Amela, director del área de operaciones) con los trabajadores ("Ya presentaréis la convocatoria de huelga").

Ambas partes quieren arreglarlo

El próximo jueves, 4 de octubre, las dos partes están citadas ante el Tribunal Laboral para hallar una solución. Es posible, sin embargo, que el conflicto se resuelva antes de la fecha, puesto que interesa a todos, trabajadores y club. En la reunión de este miércoles, el Comité de Empresa presentó una contrapropuesta después de la última negativa del club. "No deberíamos hacerlo, pero es por el bien de todos", explica José Luis Lozano, también miembro del Comité de Empresa.

La última oferta de los trabajadores es pedir un aumento salarial de un euro a la hora (además del IPC pertinente a la duración del convenio que se está negociando, de 4 años –hasta que termine el mandato de la directiva—, algo inédito pero necesario para lograr "paz social"); un periodo de negociación de 15 días en caso de modificación de las condiciones de trabajo (algo que deberán advertir anteriormente a los empleados); el pago de 25 días por año más un pase de partido en caso de subrogación, y que se eliminen las sanciones por ver los partidos del estadio en horario de trabajo, además de un vale de descuento para los bocadillos y un plus de transporte de 8 euros cuando los encuentros terminen fuera del horario del metro (actualmente es de 0,6 euros). "Lo ven muy difícil", asegura Yeves con respecto a la postura del club. No en vano, han decidido pasar por alto la lucha por la seguridad de la permanencia, algo que se les había negado repetidamente. La última, hace más de una semana.

Sin fijos discontinuos en Champions

Según la convocatoria oficial de huelga, a la que ha tenido acceso en primicia Diario Gol, el parón tiene dos partes. "Los días afectados por la huelga son: el domingo 7 de octubre de 2012 desde las 00.00 horas hasta las 24.00 horas (el día del Barça-Madrid) y el día 23 de octubre de 2012 desde las 00.00 horas hasta las 24.00 horas (el día del Barça-Celtic de Champions)".

De todos modos, algunos trabajadores del club consideran que es una huelga convocada por una minoría. Así, mientras unos se manifiestan, otros acudirán a sus puestos con normalidad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad