El Barça pone contra las cuerdas a Jaume Roures

stop

El nuevo contrato de televisión del club con Telefónica castiga a Mediapro un año antes del nuevo acuerdo global con la Liga

Lluís Regàs

Leo Messi y Neymar celebran un gol del Barça de esta temporada. A la derecha, Jaume Roures, fundador de Mediapro
Leo Messi y Neymar celebran un gol del Barça de esta temporada. A la derecha, Jaume Roures, fundador de Mediapro

16 de febrero de 2015 (19:56 CET)

El FC Barcelona cambia Mediapro por Telefónica. El club que preside Josep Maria Bartomeu ha hecho oficial el acuerdo alcanzado con César Alierta, avanzado por Diario Gol, para que su nueva plataforma tenga los derechos de televisión del Barça durante la próxima temporada. La alianza pone contra las cuerdas a Jaume Roures, fundador de Mediapro, que pierde a uno de sus principales clientes antes de la negociación colectiva con la Liga de Fútbol Profesional por los derechos de las próximas temporadas. 

Mediapro todavía controla la mayoría de los clubes de la Liga, pero la ruptura con el Barça debilita su estrategia para comprar los derechos de televisión de todos los clubes a partir de la temporada 2016-17. Telefónica, en cambio, irrumpe con fuerza en el mercado audiovisual del fútbol. La compañía de Alierta pagará 140 millones por los derechos televisivos del Barça más otros 40 por diferentes conceptos, repartidos en varios años.

Antonio Rossich cierra las negociaciones

El Barça finiquitará una relación comercial de nueve años con Mediapro que inició Joan Laporta. El expresidente azulgrana siempre tuvo una relación fluida con Roures, que asesoró a Johan Cruyff cuando el holandés fue el entrenador del primer equipo barcelonista. El fundador de Mediapro también tiene una buena sintonía con Pep Guardiola, actual entrenador del Bayern que ganó 14 títulos como técnico del Barça.

Antonio Rossich, el anterior director general del Barça, ha cerrado las negociaciones que él mismo inició. El pasado septiembre, Rossich alcanzó un acuerdo verbal con Roures, pero la situación cambió radicalmente tras una llamada personal de Alierta a Bartomeu. El club valoró las dos propuestas y finalmente se decantó por Movistar, una de las principales compañías telefónicas de todo el mundo.

"El Barcelona, con este acuerdo, apuesta por una compañía líder del sector a nivel global y con una clara orientación por la innovación. Telefónica, por su parte, incluye este acuerdo en el marco de su estrategia global en televisión y contenidos", argumentó el club a través de un comunicado.

Logotipo de Escuelas Ocurrentes

El Barça, por otra parte, lucirá el logotipo de Escuelas Ocurrentes, una fundación del Papa Francisco, en las camisetas del equipo de baloncesto durante la Copa del Rey que esta semana se celebrará en Las Palmas. Después, todas las secciones profesionales del club exhibirán el logotipo de la Fundación del club hasta final de temporada.