El Atlético expulsa al Frente Atlético y el Dépor cierra la grada de los Riazor Blues

stop

La muerte de Jimmy conlleva la medida indefinida del conjunto rojiblanco y la clausura temporal del espacio que ocupan los ultras del cuadro gallego

Frente Atlético y Riazor Blues

02 de diciembre de 2014 (15:54 CET)

El Atlético de Madrid ha decidido la expulsión permanente del Frente Atlético de su estadio tras el asesinato de un ultra del Deportivo este domingo. El Dépor, por su parte, cerrará durante dos partidos la grada que ocupan los Riazor Blues tras la muerte de uno de sus miembros, Jimmy, a manos de los radicales rojiblancos en Madrid.

El consejero delegado del club colchonero, Gil Marín, ha declarado en Cuatro que "el Atlético ha decidido expulsar al Frente Atlético del Calderón". La página de la entidad, posteriormente, ha apoyado estas manifestaciones con un comunicado. El Dépor, por su parte, clausurará la grada de los Riazor Blues en los partidos de este miércoles ante el Málaga (Copa) y ante el mismo equipo el sábado (Liga) de modo simbólico. El presidente blanquiazul, Tino Fernández, ha anunciado el "posicionamiento frontal del club contra la violencia". El club gallego también ha emitido una nota.

Comunicado del Atleti

"Ante los gravísimos hechos que tuvieron lugar en Madrid Río en las horas previas a la disputa del partido Atlético de Madrid -Deportivo de la Coruña el pasado domingo-, el Club Atlético de Madrid creó inmediatamente una comisión específica para analizar todo lo sucedido y adoptar las medidas oportunas.

Dicha comisión ha trabajado intensamente las últimas 48 horas en colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado y diversos organismos con el fin de poder recibir toda la información sobre los hechos acontecidos y poder tomar decisiones coherentes con la realidad de los hechos.

En el día de hoy, el club ha recibido del coordinador de Seguridad de la Policía Nacional el acta oficial del partido, en la que se describen los hechos acontecidos así como los nombres de las personas que fueron identificadas y/o detenidas por la Policía por haber participado de manera directa o indirecta en la pelea multitudinaria.

Entre los identificados se encuentran un total de 15 personas que dicen ser seguidores del Atlético de Madrid, de los cuales 7 eran socios abonados del club, 1 era socio no abonado y 7 no son socios de la entidad. Todos los socios han sido expulsados de forma inmediata, causando baja permanente como socios y sin posibilidad de volver a serlo en el futuro, mientras que los que no son socios no podrán darse nunca de alta como tales.

No obstante las autoridades mantienen abierta la investigación y si en las próximas horas se identifica a más socios del club, se procederá con la misma rotundidad.

Además, probada por la Policía y reflejada en el Acta la pertenencia al Frente Atlético de las personas identificadas que actuaron en los incidentes de una manera organizada y planificada, el club ha tomado la decisión de dar de baja como peña oficial al Frente Atlético, con efecto desde el día de hoy, y en consecuencia cesar cualquier relación con dicho grupo. Asimismo, el club pondrá todos los medios a su alcance para impedir la exhibición en el interior del Estadio Vicente Calderón de pancartas u otros elementos distintivos de dicho grupo.

La disolución en términos legales del Frente Atlético como asociación privada o entidad con personalidad jurídica propia no es competencia del club y, por tanto, no puede ser ejecutada por el club sino que serán las autoridades competentes las que deberán valorar y/o ejecutar dicha disolución.

Igualmente el club perseguirá a cualquier otro colectivo, peña o grupúsculo que pudiera surgir en el futuro bajo cualquier otro nombre, que no condene radicalmente la violencia o que utilice el nombre del Atlético de Madrid o sus instalaciones para defender ideas políticas, racistas o xenófobas.

El Club Atlético de Madrid solicita el apoyo de los organismos deportivos, de las instituciones públicas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los medios de comunicación y de todos sus aficionados para poder identificar a todas aquellas personas cuyo comportamiento atente contra la esencia del deporte y los valores inherentes a él, con el fin de proceder a su inmediata expulsión del fútbol.

Por otra parte, el club quiere informar a todos sus socios abonados que poseen un abono ubicado en la Grada Joven situada en el Fondo Sur del Estadio Vicente Calderón, y que son la inmensa mayoría que asisten cada partido al estadio de buena fe, con ilusión y con la única finalidad de animar al Atleti, que podrán seguir ocupando su localidad con total normalidad durante la presente temporada 2014-2015. Para ello podrán acceder al estadio como vienen haciendo hasta ahora, siguiendo el procedimiento y las normas establecidas para dicha zona, es decir, presentando su DNI y su carné de abonado en los tornos de acceso al estadio.

Una vez finalice la presente temporada y antes del comienzo de la siguiente, el club hará público cuál será la política que se establecerá en relación a la grada joven o grada de animación, con el único fin de que en el Estadio Vicente Calderón haya un espacio adecuado para todos aquellos atléticos que quieren disfrutar de los partidos animando en todo momento a su equipo y respetando los valores del deporte.

El club hace un llamamiento a los miles de socios, peñistas y simpatizantes del Atlético de Madrid repartidos por toda España y por el mundo para que ahora más que nunca permanezcan unidos y animen al equipo, tanto en los partidos que se disputen en el Estadio Vicente Calderón como en otros estadios, con la alegría, ilusión e intensidad tan característica de la afición atlética pero con el máximo respeto hacia el equipo rival y sus aficionados.

Desde el Atlético de Madrid confiamos en que estos tristes acontecimientos no vuelvan a repetirse y se abra una nueva etapa de concordia y respeto entre todas las aficiones del mundo del fútbol.

Un hincha radical del Deportivo murió el pasado domingo en Madrid como consecuencia de una reyerta multitudinaria entre seguidores ultras del equipo gallego y del Atlético de Madrid".

Comunicado del Dépor

"El Consejo de Administración del Real Club Deportivo de La Coruña, reunido esta mañana tras los sucesos del pasado domingo en Madrid, desde la prudencia que requiere el momento y analizada la información disponible de una investigación que continúa abierta, ha decidido tomar una serie de medidas que pongan de manifiesto el posicionamiento frontal del Club contra la violencia en el fútbol y encabezar un movimiento a favor de un fútbol 100% libre de violencia verbal y física. 100% fútbol.

La primera medida que se va a aplicar es el cierre, provisional y simbólico, de la grada de Maratón Inferior para los dos próximos partidos que vamos a disputar en el estadio de Riazor, mañana a las 20:00 y el sábado a las 22:00 h., ambos frente al Málaga Club de Fútbol.
Somos conscientes de que esta medida afecta a un gran número de seguidores que no tienen que ver en absoluto con esta lacra del fútbol y que, pese a las molestias que puedan sufrir pedimos su comprensión y estamos seguros de que entenderán, compartirán y serán partícipes orgullosos del gesto y el mensaje que desde el Real Club Deportivo de La Coruña queremos transmitir.

En las próximas horas detallaremos a nuestros socios la operativa de esta acción de cierre de la grada de Maratón Inferior y la reubicación de todos los afectados dentro del estadio.

A esta medida se unirá la que queremos promover desde el Deportivo para que el próximo sábado Riazor se convierta en una manifestación multitudinaria de lo que los coruñeses, deportivistas y todos los verdaderos amantes del deporte, siempre hemos transmitido, en las victorias y en las derrotas.

Un espíritu deportivo y social ejemplar que no queremos se vea emborronado por la acción de unos pocos a los que pretendemos alejar de Riazor y del fútbol.

Por eso, para el partido del próximo sábado, todos los ciudadanos que quieran mostrar su repulsa a la violencia en el fútbol podrán manifestarse adquiriendo entradas por el precio simbólico de 1€ para llenar el estadio y demostrar a todo el mundo cual es el verdadero talante de esta afición única. Será también un gesto para solicitar respeto para la magnífica afición del Deportivo.

Desde el Consejo de Administración también pedimos al mundo del fútbol que siga el camino que desde el Deportivo queremos iniciar y que esto no sea una acción aislada y fruto de lo sucedido este fin de semana, sino el inicio de un movimiento que cambie para siempre el fútbol español, animando a que cada uno asuma un papel activo en su ámbito de actuación.

También exigimos a las autoridades que no descansen hasta detener a los responsables del asesinato del domingo en Madrid, para que este crimen no quede impune. Éstos están siendo días muy complicados para una familia coruñesa que ha perdido a un ser querido y a la que, desde el Real Club Deportivo, queremos enviar nuestro apoyo. Además solicitamos el mayor respeto por la intimidad y privacidad de la familia del fallecido en todos los actos fúnebres.

Anunciamos que mañana se guardará un minuto de silencio antes de comenzar el partido.

Desde el primer momento, antes de que se disputase el encuentro del domingo, el Deportivo, representado por el consejero Martín Pita, estuvo al lado de las víctimas, preocupándose por todo lo sucedido y poniéndose a su disposición para lo que pudiesen necesitar.

Simultáneamente, en el propio hospital, el Deportivo se puso también a disposición de la Policía para colaborar en todo lo posible y para conocer todos los detalles de los sucesos. Porque esa siempre es la voluntad del Club, colaborar con las autoridades y respetar la Ley para ayudar en la prevención de este tipo de incidentes.

Por eso, en cuanto detectamos movimientos sobre la presencia de miembros de Riazor Blues en Madrid, nos pusimos en contacto con el coordinador de seguridad de la Policía en A Coruña, a mediados de la semana pasada. Obligación que en este caso ni siquiera nos correspondía, porque las entradas a las que tuvieron acceso los Riazor Blues no fueron despachadas por el Club en la Oficina de Atención al Socio y Accionista, sino que fueron gestionadas directamente por la Federación de Peñas del Deportivo con el club local.

El haberlo hecho es una muestra más de la decidida lucha que tenemos desde el Deportivo para evitar que los violentos utilicen el fútbol como coartada para sus acciones.

Por todo ello, desde el Real Club Deportivo de La Coruña volvemos a reiterar nuestro rechazo rotundo a cualquier manifestación violenta, verbal o física, en torno al mundo del fútbol y con estas primeras medidas demostramos con hechos, no con palabras, que Galicia, A Coruña, Riazor y el Deportivo, seguirán siendo un ejemplo para todo el fútbol español.

Para finalizar, invitamos a todos a que se manifiesten con nosotros en el partido del próximo sábado, acudiendo a Riazor para demostrar lo que somos: 100% deporte, 100% fútbol".