Carceller saca 'tajada' del Gamper

stop

El estreno de Neymar y Messi juntos en el Barça hizo buenos los tres millones anuales que paga Estrella Damm

Leo Messi posa con la estrella dorada de Damm | EFE

03 de agosto de 2013 (00:18 CET)

El Barça se estrenó con exhibición (8-0) en la 48ª edición del Trofeu Joan Gamper. En un partido sin emoción por la poca entidad del Santos, el único aliciente residía en ver a Neymar y Messi jugar juntos por primera vez. El interés generado fue más elevado que en otros años y el gran beneficiado de ello fue la marca de cerveza Estrella Damm, patrocinador principal del evento.

La compañía que preside Demetrio Carceller es uno de los tres Partner Premium del FC Barcelona, junto a La Caixa y Audi. Por ese concepto paga unos tres millones de euros al año, solo por debajo de Nike y Qatar Airways, situados en baremos muy superiores.

El contrato entre Damm y el Barça otorga unos derechos de exclusividad a la cervecera en el Gamper. Por un lado, ostenta los naming rights del torneo, oficialmente denominado Joan Gamper Estrella Damm. Por el otro, se encarga de dar el premio al mejor jugador del partido: una estrella dorada, símbolo de la marca, que fue a parar a manos de Messi.

Debut del 'Tata'

La última edición del Gamper ha sido especialmente beneficiosa en términos de marketing al recuperar la tradición de un torneo que en los últimos años había sido eclipsado. Su celebración en un momento más temprano del verano, antes del inicio de las competiciones, le concedió un aroma especial y posibilitó que jugasen todas las estrellas, en plena pretemporada.

El golpe de efecto de la función fue el estreno tanto de Neymar como del nuevo técnico, Gerard Martino, en el Camp Nou ante su nueva afición.

8 millones en derechos preferenciales

Otro atractivo del encuentro residió en la posibilidad de ver jugar en casa a tres futbolistas por los que el Barça pagó ocho millones de euros para la adquisición de derechos preferenciales sobre ellos: Victor Andrade (3,2 millones), Gabriel (2,9) y Giva (2,8). Una fórmula, al fin y al cabo, de completar la operación Neymar, pues los jugadores no demostraron tener un valor similar al que se concedió a David Villa.

Los de azulgrana golearon al exconjunto de Neymar sin piedad, con tantos de Messi, Leo (p.p.), Alexis, Pedro, Cesc (2), Adriano y Dongou. Neymar, que apenas coincidió 16 minutos con Messi en el terreno de juego, se quedó sin marcar, aunque envió un balón al larguero. Pero su sola presencia por primera vez en el Camp Nou fue suficiente para acaparar la atención de los medios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad