Benedito pide a Rosell que los socios decidan la ejecución de los avales

stop

El excandidato a la presidencia del Barça dice que Laporta "no cometió ningún acto fraudulento" y pide que no pague por los errores de otra directiva

14 de febrero de 2013 (19:53 CET)

Agustí Benedito, el segundo candidato más votado en las elecciones presidenciales del Barça de 2010, ha pedido a Sandro Rosell que delegue en los socios la ejecución de la resolución del Tribunal Supremo que obliga al expresidente Joan Laporta y siete exdirectivos a avalar 23 millones de euros.

En una rueda de prensa convocada en el Col.legi de Periodistes de Catalunya, Benedito denunció que el Barça "vive una situación institucional muy grave" y lamentó la sentencia del Tribunal Superior, "consecuencia de la Ley del Deporte de 1990, contraproducente para los intereses del Barça porque obliga a la junta directiva a avalar con su patrimonio personal el 15% de los presupuestos del club". "En este caso, es una injusticia que exdirectivos deban avalar por culpa de una devaluación de los jugadores de otra junta [presidida por Joan Gaspart]. No hubo malversación ni cometieron un acto fraudulento", añadió el excandidato que ejerce como consultor profesional.

"Pido al presidente del Barça que deje la resolución de una decisión de tanta trascendencia en manos de los socios, en la próxima asamblea de compromisarios", recalcó Benedito. "Y me pongo a su lado para que lidere un movimiento para derogar la disposición séptima de la Ley del Deporte que obliga a los candidatos a avalar", prosiguió. "Este modelo no es bueno en el Barça. No puede ser que sólo sea viable para gente que tenga 70 millones de euros. El Barça no puede ser dirigido por una élite", agregó.

Relaciona a Pla con una persona de la directiva

El excandidato a la presidencia del Barça, que reiteró su voluntad de presentarse en las próximas elecciones, aseguró que "la ley no obliga a la directiva a ejecutar estos avales". Y remarcó: "Si Pla ha desistido, es al club a quien corresponde pedir la ejecución de la sentencia. Sería la primera vez que socios del Barça pagan por una cosa que no tiene ninguna responsabilidad". "Todo se debe a un problema personal, a una situación de mucha tensión que viene de lejos", apuntó Benedito, quien recordó las tensas relaciones de Rosell con Laporta y Ferran Soriano, expresidente de Spanair y ex vicepresidente económico del Barça.

Benedito lamentó el Supremo diera la razón al socio Vicenç Pla, de quien dijo que "sí" le consta que está relacionado "con alguna persona" de la actual directiva. También desveló que Laporta, Alfons Godall, Jaume Ferrer, Alfons Castro, Joan Boix, Josep Cubells, Rafael Yuste y Albert Perrín "lo están pasando muy mal" tras la resolución del Tribunal Supremo, que les considera responsables de la pérdidas de la temporada 2002-03, que ascienden a 63,8 millones de euros, por los ocho días que dirigieron el club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad