Bartomeu insinúa que el Real Madrid está detrás del 'caso Neymar'

stop

El presidente del Barça dice que el club está pagando una factura política por posicionarse a favor del derecho a decidir y descarta dimitir

Sandro Rosell, Neymar da Silva y Josep María Bartomeu | FCB

03 de febrero de 2015 (22:45 CET)

La misma historia de siempre. El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, mantiene el discurso que heredó de Sandro Rosell para insistir en que se hizo todo bien con el fichaje de Neymar y que si lo tuviese que volver a fichar lo volvería a hacer todo igual. El dirigente azulgrana habló nuevamente de intereses ocultos que buscan el mal del club y, tras rechazar presentar la dimisión, apuntó directamente hacia el Real Madrid. Lo hizo, no obstante, con la boca pequeña.

Preguntado en 8tv sobre el posible interés del Madrid en boicotear el fichaje de Neymar, Bartomeu trató de hablar con cautela, pero no pudo evitar acusar indirectamente al club que preside Florentino Pérez: "No quiero hablar de ningún club, pero sí que es cierto que el padre de Neymar reconoció que tenía ofertas de solo dos clubes, una del Barça y otra del Madrid".

Carga contra los poderes del Estado

"Es un movimiento de alguien que quería que Neymar no fichase por el Barça", afirmó Barto, contundente. "Tenemos que frenar todo lo que está ocurriendo: la primera acción es ir a declarar a la Audiencia Nacional y seguir explicando la verdad. El Barça no ha delinquido, simplemente ha traído al club a un jugador como Neymar", se defendió antes de asegurar que "a ciertos poderes del Estado no les gusta que Neymar haya venido al Barça".

Bartomeu aseguró que el Barça está asesorado por los mejores fiscalistas y señaló al reputado despacho Cuatrecasas, que también asesora a Leo Messi. Con ello, el presidente quería reivindicar que se están haciendo bien las cosas: "Mantenemos que el coste del fichaje de Neymar es de 57 millones de euros". "Haríamos todo igual con el fichaje de Neymar, porque pudimos traer a una estrella Mundial a un coste bajo para lo que era este jugador", insistió más tarde.

Demasiadas casualidades

Otra posible causa de la supuesta persecución fiscal y penal contra el Barça que señaló Bartomeu se encuentra en el ámbito político: "Igual no gustó que el Barça jugase con la Senyera el 23 de septiembre, o que el club se adheriese al pacto por el derecho a decidir... Veo una factura política, pero lucharemos para llegar hasta el final de la cuestión porque hay una línea que se ha cruzado".

"Tantas casualidades juntas te hacen sospechar", argumentó Bartomeu. "La celeridad con la que ha actuado la fiscalía no es normal... Hay muchos ataques contra el Barça, como las inspecciones de Hacienda a Messi, por ejemplo. Hay otros jugadores que también están recibiendo inspecciones fiscales... Una de mis empresas también ha recibido una inspección", recordó el presidente.

Descarta pactar con el fiscal

Sobre la posibilidad de firmar un posible pacto con Fiscalía para cerrar el proceso asumiendo una pena de prisión, Bartomeu lo descartó de forma rotunda: "Ni Sandro Rosell ni yo somos culpables de nada, por tanto, si existe un supuesto pacto no pensamos aceptarlo, porque no existe ninguna culpabilidad por nuestra parte". "No queremos saldarlo todo, queremos llegar hasta el final", atajó.

"El Barça está en el punto de mira", sentenció el presidente Bartomeu.