Armstrong estima que dejará de ingresar unos 56 millones de euros en patrocinios

stop

El exciclista desea volver a competir y reconoce que pese a merecerse su castigo a otros les sancionaron "por seis meses"

Armstrong, durante la entrevista con Oprah

19 de enero de 2013 (11:52 CET)

"Un alto precio". En una segunda parte de su exclusiva entrevista con Oprah Winfrey mucho más personal, Lance Armstrong recalcó que se merece estar "pagando" por todo lo que está sucediendo alrededor de su persona tras descubrirse que se dopó durante su carrera, y subrayó que esta situación le ha costado perder sus "ingresos futuros", que cifró en unos 56 millones de euros.

"Me llamó Nike y no fue el momento más humillante. Me dijeron que obviamente se largaban, y después, en un par de días, todo el mundo (refiriéndose a otros espónsors como Trek, Giro, Anhauser Busch...) se largó pero no fue el momento más humillante. Sabía que esto pasaría, la historia se nos estaba yendo de la manos y se convirtió en mi peor pesadilla", afirmó el exciclista texano, antes de reconocer sentirse "deshonrado, humillado y avergonzado", especialmente cuando recibió la comunicación de su fundación Livestrong: "Recibí dos llamadas. La primera para dejar la presidencia y seguir involucrado, pero no fue suficiente para los aficionados. Luego hubo una segunda para decirme que no sólo debía dejar mi cargo, si no que me pidieron que me desvinculara. Era como mi sexto hijo y fue difícil. Era consciente de que no me forzaron, me lo sugirieron. Era lo mejor, pero me dolió muchísimo. Fue el golpe más bajo".

Armstrong aseguró que es consciente de que está "en el inicio" del proceso de enfrentarse a sus "demonios", aunque espera "sobrevivir". Por otra parte, el otrora heptacampeón del Tour entiende el "enfado" de los que confiaron en él y que estos se sientan "traicionados". Me apoyasteis al límite y os mentí, lo siento. Me comprometo a pasar el tiempo que sea para compensar el daño, aunque sé de sobra que no se puede", añadió.

Regreso a la competición

En otro orden de cosas, Armstrong confirmó los rumores y reconoció que quiere "volver" a participar en pruebas deportivas. "Soy un competidor, me encanta correr, me encanta la disciplina. No en el Tour, pero hay un montón de cosas diferentes que puedo hacer. Me gustaría correr el Maratón de Chicago con 50 años, me encantaría tener la oportunidad de volver a competir", aseguró.

"Creo que me lo merezco, por supuesto que me merezco el castigo", aseveró Armstrong, que sabe que fueron a por él "a muerte" y que los que testificaron en su contra fueron sancionados con "seis meses" . "Esto es muy complicado, estoy haciendo terapia de manera permanente. Por supuesto que tengo remordimiento, también en el futuro, esto son solo mis primeras acciones. Estoy pagando un alto precio, pero me lo merezco", recalcó. En este sentido, sabe que "otro fallo" fue el colgar la foto en su perfil de 'Twitter' con los siete maillots del Tour tras conocerse la 'Decisión Razonada' de la USADA. "Era mostrarme más desafiante", afirmó Armstrong, antes de dejar claro que "sí" le ha dicho a alguien (su primera mujer y sus hijo) toda la verdad y de mostrarse decepcionado por el tercer puesto logrado –segun él sin doparse- a su regreso en el Tour de 2009, cuando retornó. "Esperaba ganar, pero me dije: 'Te han ganado dos tipos mejores' (Alberto Contador y Andy Schleck). Hice todo lo posible en los entrenamientos y me dieron una paliza", resaltó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad