A Florentino Pérez le 'crecen los enanos'

stop

Isco Alarcón se suma a Sergio Ramos y a los demás futbolistas que exigen una mejora salarial en el Real Madrid

Isco Alarcón (izquierda), Florentino Pérez (centro) y Sergio Ramos (derecha)

28 de febrero de 2015 (13:24 CET)

A Florentino Pérez le crecen los enanos. El presidente del Real Madrid, acosado por la justicia debido a sus supuestos escándalos inmobiliarios, tiene que lidiar con una nueva problemática que surge en el seno de la plantilla blanca. Los jugadores quieren más dinero.

Entre los profesionales del fútbol español hay cada vez menos secretos. Los unos saben lo que cobran los otros, aunque en muchos casos prefieren ocultarlo para evitar polémicas. Sin embargo, hay cosas que son incontrolables. Como por ejemplo, la relación entre jugadores del Barça y el Madrid que coinciden en la selección española. Es sabido que en Barcelona, los jugadores cobran más.

Han tardado, pero en Madrid se han dado cuenta y muchos futbolistas de renombre no están dispuestos a pasar por el aro. Quieren salarios equiparables a los del eterno rival. La reciente renovación de Busquets, que pasará a cobrar 12 millones de euros brutos al año, ha calado hondo entre el núcleo duro de jugadores blancos, la mayoría de los cuales está por debajo de esas cifras.

Los jugadores del Barça cobran más

Sergio Ramos es el jugador que más presión ha metido a Florentino Pérez con este asunto, que ya tuvo que tragar con las elevadas pretensiones de Cristiano Ronaldo, que le cuesta 35 millones anuales al Madrid. Ramos, en cambio, percibe nueve millones brutos al año. Casi el doble de lo que gana el joven Isco, que también exige una mejora tras su buen rendimiento, según indican varios medios.

Florentino tendrá que lidiar con una situación que habitualmente dominaba, cuando era el Barça quien no podía competir con los salarios del Madrid. Las cosas parecen haber cambiado, a pesar de que el club blanco sigue siendo líder mundial en ingresos. ¿Moverá ficha el presidente?  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad