“Viene a trabajar bebido”. Mila Ximénez y España con la boca abierta al destaparse

stop

La colaboradora de Sálvame no puede creer esto de uno de sus admirados artistas

Kiko Hernández habla con Mila Ximénez

29 de abril de 2020 (13:17 CET)

En más de una ocasión algunos compañeros o más bien enemigos de Mila Ximénez la han tachado de "alcohólica". El último su compañero de GH VIP 7, Hugo Castejón. Ambos tuvieron una fuerte discusión donde salió a relucir los supuestos problemas de Mila con el alcohol. Grandes artistas, algunos de la edad de Mila Ximénez, han tenido problemas con la bebida y por fin se ha destapado. Son muchos los famosos que muestran su cercanía revelan sus episodios más oscuros. 

Michael Landom era admirado por Mila Ximénez. Actor conocido por series como Bonanza o La casa de la pradera. Se despidió de los espectadores en 1991 a la temprana edad de 54 años. Un cáncer de páncreas se lo llevó para siempre. Su vida no fue nada fácil. Los problemas empezaron en su infancia. En su etapa de secundaria sufrió antisemitismo. "Bastardo judío", le gritaron. Le costó encontrar novia porque los padres de las chicas eran católicos. 

Su madre le amenazaba con suicidarse y le humillaba colgando en la ventana sus sábanas empapadas de orina. A los 16 años tuvo un accidente de moto que le desfiguró toda la cara, una desgracia que tuvo final feliz gracias a la cirugía reparadora. Alcanzó la fama a la temprana edad de 22 años y le costó digerirla. Era quién más popularidad obtuvo. Se dio al alcohol y a los tranquilizantes. "Viene a trabajar bebido", decían sus compañeros. Salió de esa espiral de destrucción gracias a sus dos esposas y a los ocho hijos que tuvo en total con ellas, tres con la primera y cinco con la segunda. 

Lo malo es que fumaba demasiado. Un total de cuatro paquetes de cigarros diarios. Probablemente esto influyó en la aparición del cáncer de páncreas. En el amor también sufrió altibajos. Engañó a su mujer con una joven maquilladora de una de las series que protagonizó. Se divorció de su mujer y ésta se llevó 24 millones de dólares y una mansión con 35 habitaciones en Beverly Hills. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad