El doctor Manuel Sánchez y el rey emérito Juan Carlos I durante una visita médica rutinaria del monarca a su médico personal en la Clínica DeSánchez | Clínica DeSánchez

Última hora demoledora de Juan Carlos I. “No se puede tapar más”. Y es esto

stop

El rey emérito y el lío que ya nadie esconde en La Zarzuela

Julián Carrasco

El doctor Manuel Sánchez y el rey emérito Juan Carlos I durante una visita médica rutinaria del monarca a su médico personal en la Clínica DeSánchez | Clínica DeSánchez

22 de enero de 2020 (09:45 CET)

En La Zarzuela están muy preocupados. Y con razón. Ojo, no precisamente por el Rey Felipe o la Reina Letizia, sino por el rey emérito Juan Carlos I. Y es que, como bien saben en el entorno de la familia real española, la situación con el padre del actual rey no es precisamente la mejor.

Y todo gira en torno a su salud. Un lío que, como apuntan los que bien conocen a Juan Carlos I,No se puede tapar más”. Y es que parece ser que la movilidad del rey emérito es cada vez menor.

Juan Carlos I

Hace apenas unos semanas muchos se quedaron muy preocupados la ver al monarca con una aparatosa cicatriz en su frente. Cuentan desde Zarzuela que fue una “accidente doméstico sin importancia” (una caída) lo que produjo esa cicatriz.

La última hora de Juan Carlos I

Sin embargo, no son pocos los que aseguran que el problema va más allá. No es ningún secreto que, de un tiempo hacia aquí, la movilidad de Juan Carlos I ha ido a peor. Han sido varias las veces que el monarca ha tenido que pasar por el quirófano y ser intervenido de su rodilla y sus caderas, muy maltrechas.

Es más, han sido varias las veces que, desde el entorno cercano al Rey Felipe, ya se ha avisado de que es muy probable que su padre acabe en una silla de ruedas debido al gran dolor que le provoca caminar.

“Tiene unos dolores de cadera insoportables. Ese es todo el problema y la verdad: tiene mala solución. Y esto es una cosa que le obsesiona porque no quiere que nadie le vea en silla de ruedas”, apuntaban hace tiempo un amigo de Felipe.

El experto en la familia real española, Jaime Peñafiel, ya ha avisado en muchas ocasiones que es muy probable que el rey emérito tenga que hacer uso de una silla de ruedas de forma permanente dentro de no mucho. Veremos. Lo que es una evidencia y que ya nadie esconde en La Zarzuela es que la movilidad de Juan Carlos I preocupa, y mucho, a su hijo, el Rey Felipe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad