“Tiene un tumor cerebral”. Irene Rosales y Kiko Rivera luchan en silencio contra el peor diagnóstico

stop

La colaboradora de Viva la vida y el hijo de Isabel Pantoja toma esta decisión por su bien

Kiko Rivera e Irene Rosales

14 de junio de 2020 (13:01 CET)

Irene Rosales y Kiko Rivera desean que este 2020 pase rápido y olvidarlo por completo. No ha sido un año fácil para nadie, pero menos para ellos. Durante estos meses se han quedado sin ingresos. El DJ cerraba su exitosa discoteca Hoyo en Sevilla y no sabe cuando podrá abrirla con total normalidad. Tampoco podrá hacer bolos por España hasta 2021. Su mujer, estuvo casi tres meses sin asistir al plató de Viva la vida. 

En el terreno personal Irene Rosales pasa un duro momento, suerte que cuenta con el inestimable apoyo de su pareja. El pasado mes de febrero falleció su madre a causa de un cáncer. Una lucha que intentaron llevar de la forma más discreta posible, aunque en alguna ocasión la andaluza se derrumbó en Viva la vida. Durante estos meses de confinamiento se ha preocupado por su padre, a quién no ha dejado solo ni un solo momento. Todos los días acudía a su casa para ver si necesitaba algo. 

irene rosales lloraFinalmente, debido al delicado estado de salud de su progenitor, Irene Rosales y Kiko Rivera, en mutuo acuerdo, han tomado la decisión de traer a vivir al padre de Irene con ellos. De esta forma pueden estar por él con mayor facilidad. “Mi padre se cayó trabajando y lo que tiene es un tumor cerebral. Lleva con él 16 años. A día de hoy es un campeón, un luchador. No es consciente al 100% de lo que pasa, por así decirlo, no es feliz. No es una persona que se pueda valer al 100% por sí misma, pero está con nosotros”, confesó la joven. 

Cuando su madre estaba viva era "la esclava de él", contó Irene Rosales. Ahora la colaboradora de Viva la vida se ha volcado en el cuidado de su padre y no lo tiene fácil porque Kiko Rivera tampoco pasa por un buen momento. El DJ volvió a sufrir los efectos de la gota, fruto del exceso de ácido úrico. 

Sus seguidores les apoyan en estos momentos tan difíciles y más ahora que han descubierto lo que realmente pasa en casa. De todos modos poco se pronuncian respecto a la enfermedad.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad