Isa Pantoja

Terrible. Y es de Isa Pantoja. Lo que vivió y sufrió en el colegio

stop

El suceso que marca la vida de la hija de la tonadillera y hermana de Kiko Rivera

24 de noviembre de 2019 (14:22 CET)

Isa Pantoja no tuvo una infancia fácil. Chabelita vivió una niñez diferente a la de la mayoría. Desde que con 7 años aterrizó en España, los paparazzi no dejaban de  perseguirla desde su casa hasta el colegio.

Su hermano Kiko Rivera reconoció recientemente en un programa de televisión que Isa no quedaba con amigos, ni iba tomar nada con nadie, y siquiera acudía a las fiestas de cumpleaños.

Unos momentos complicados entre los que destaca uno en especial. Lo revela el portal Jaleos, y asegura que fue uno de los momentos más duros para la pequeña Pantoja.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Que gane el quiero la guerra del puedo💫

Una publicación compartida de إيزابيل (@isapantojam) el

El momento más duro en la infancia de Isa Pantoja

Concretamente, cuando una compañera de clase le explicó que era adoptada. El medio mencionado se ha puesto en contacto con aquella niña (ahora madre), y ha confesado que un día llegó a casa llorando porque la profesora la había castigado después de que le revelara que no era hija carnal de Isabel Pantoja. Concretamente, le dijo que “la habían traído desde Perú y que su madre no era la cantante”.

Aquello dejó muy tocada a Isa, a la que Dulce se encontró llorando como una desconsolada en la puerta del colegio. Y es que hasta ese instante la joven desconocía su origen.

Isabel Pantoja toma medidas

Aquel asunto tuvo una repercusión importante en el domicilio de los Pantoja. Entonces la tonadillera estaba con Julián Muñoz y no acudían al colegio para nada. Ni para los actos de final de curso.

Pero ambos acudieron al colegio al día siguiente y puso en liza a los responsables del centro por que su hija “se hubiera enterado de esa manera tan cruel de su adopción”. Y es que al parecer la cantante había evitado que su hija leyera revistas de corazón hasta el momento para evitar lo que, se mire por donde se mire, era inevitable.Por suerte, todo quedó en el pasado y ahora Isa, como reza en su canción, está mejor.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad