Tensión en el encuentro de la reina Sofía con Letizia y sus nietas

La presencia de la reina emérita Sofía deja fría la ceremonia de la entrega de Premios Princesa de Asturias

La emérita Sofía, la reina Letizia y la infanta Leonor
La emérita Sofía, la reina Letizia y la infanta Leonor

Cuenta Pilar Eyre en su blog de la revista Lecturas que en el entorno de la casa real hay unos cuantos arrepintiéndose de haber decidido que la reina emérita doña Sofía asistiera a la entrega de Premios Princesa Sofía celebrada la semana pasada, después de que su presencia hubiera “estado en el aire” durante las semanas anteriores. Según la periodista, su presencia provocó cierta tensión entre los presentes y, sobre todo, entre los reyes Felipe VI y Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Eyre se refiere a la escena que protagonizó la emérita en la entrada del hotel Reconquista, donde se celebró la ceremonia. “¿Ha tenido contacto con don Juan Carlos?”, le preguntó una reportera, a lo que Sofía, tras unos segundos de silencio, respondió en su característico acento: ¡Ay, qué preguntas!”.

El comentario de Sofía centra toda la atención

Un episodio que, según Eyre, ha centrado la atención de los medios y ha provocado que se dejen a un lado, entre otras cosas, la intervención de la princesa Leonor durante el acto o los reyes de España.

“De esos apenas diez segundos es de lo que más se está hablando de la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias. Y ahora quienes decidieron que Sofía asistiera deben estar mesándose los cabellos y diciendo ‘por qué, por qué’”, escribe Pilar.

Tensión en el seno de la familia real

Además, la cronista especializada en la casa real señala que Sofía “enfriaba el ambiente”, generando imágenes muy distintas en el seno de la familia real. Es decir, que a los reyes y a sus hijas se les veía unidos cuando no estaba Sofía, pero cuando esta aparecía se podía palpar la tensión.

Familia real en la entrega de los Premios Princesa de Asturias
Familia real en la entrega de los Premios Princesa de Asturias

Sofía le dirigió alguna frase a su nieta mayor, que respondió educadamente, aunque en el momento de la foto intentó no rozarla y no hubo interactuación entre los cinco. Y es que la forzada presencia de Sofía enfriaba el ambiente, muy distinto cuando padres e hijas estaban solos, reían, hablaban y ofrecían una imagen de familia unida y compenetrada”, concluye Eyre.