Shakira o el vídeo inédito bailando la danza del vientre (y el feo de Piqué)

stop

Sale a la luz una grabación de la artista colombiana moviendo sus caderas como nunca

El beso entre Shakira y Piqué en Las Vegas | Agencias

02 de agosto de 2018 (15:45 CET)

Shakira ha sabido combinar muy bien todos sus orígenes, que no son pocos. Nacida y criada en Colombia, tiene una conexión especial con los países árabes y con Catalunya.

Quizá ello explique que haya terminado formando su familia con el catalán Gerard Piqué, futbolista del Barça. Y es que el segundo apellido de la artista es Ripoll, por sus antepasados catalanes.

Su madre, Nidia del Carmen Ripoll Torrado, es de ascendencia catalana e italiana. Mientras que su padre, William Mebarak, es de ascendencia libanesa.

El nombre de Shakira significa “agradecida” en árabe y la cantante siempre ha tenido una conexión muy fuerte con la cultura de Líbano. Por esto internacionalizó la danza del vientre.

Durante la última década ha sido muy habitual ver a Shakira bailando en sus conciertos como lo hacen las bailarinas de los países árabes. Una técnica que fue perfeccionando.

Sin embargo, ya desde niña la pareja de Piqué había protagonizado momentos artísticos muy vinculados a las raíces de su padre. Y, siendo un poco más mayor, también.

El vídeo inédito que sale a la luz muestra a una Shakira poco más que adolescente, con el pelo rojo y muy delgada que empezaba a brillar con luz propia gracias a sus discos.

En aquella época tenía más aspecto de rockera, pero en un programa de televisión aceptó hacer una demostración muy light de la danza del vientre. Con los años la perfeccionaría mucho.

Las imágenes tienen mucho encanto, aunque esa Shakira no gustaba a todo el mundo. Piqué, por ejemplo, cree que ese 'look' no le pegaba nada y así lo ha confesado en alguna ocasión. Tenía un aspecto demasiado distinto al estilo pijo que gusta al central del Barça

Y aunque antes estaba más delgada y tenía un cuerpo mucho mejor que ahora, el futbolista se enamoró de la Shakira con rizos dorados y la raíz negra. Que no se la cambien.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad