“Se está muriendo”. Bertín Osborne y toda España golpeada por esta noticia terrible

stop

El presentador de Mi casa es la tuya está muy preocupado por la situación del país

bertín osborne llora

20 de marzo de 2020 (12:03 CET)

Bertín Osborne recibe un duro golpe. El cantante de rancheras está muy preocupado por la salud de su hijo Kike y ni él ni Fabiola se despegan ni un solo momento de su lado. El mundo entero, especialmente España, en su caso, se enfrenta a la batalla contra el coronavirus, una epidemia que ya se ha llevado solo en este país a más de 800 personas. La mayoría de ellas personas mayores o con enfermedades crónicas. Precisamente el hijo del presentador entraría dentro de este último grupo que estaría en peligro y con el que se deberían tomar todas las medidas necesarias. 

“Hay que procurar que la curva se infección baje o se estabilice y de esa manera se podrá conseguir que no haya avalancha en los hospitales”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya preocupado, pero muy consciente de la situación. “Yo procuro hacer las cosas más o menos bien, pero si tiene que pasar, pasará. Hay que mentalizarse, procurar que la gente mayor tenga más cobertura o que esté más cuidada, pero fuera de eso…”, confiesa el presentador de Mi casa es la tuya. 

Su hijo Kike debe mantener unos cuidados especiales que se intensificación con esta situación: “Por mi hijo Kike y por mi padre tenemos muchísimo cuidado con todo esto. No hemos ido a ningún sitio público que yo tenía previsto varios”, admite Bertín.

Además Bertín Osborne no está pasando un buen momento profesional. Por culpa del coronavirus muchos de sus proyectos han quedado cancelados, aunque se programarán, algunos, para más adelante. "Sí, a mí este mes y el que viene, todo lo que tenía me lo han pospuesto parece, no es anulación total, pero sí que han cancelado siete u ocho cosas importantes, claro, esto es una catástrofe para todo el mundo. […]   Miguel Ángel Revilla en Santander tenía una feria internacional que yo iba a ir a acompañarle. En Carmona, al lado de mi casa, el día de la mujer trabajadora íbamos allí a saludarlas a todas en un teatro y tampoco lo vamos a hacer. Todo eso sí que hay que cuidarlo". 

Muchas personas se están dando cuenta ahora que esto no era ninguna broma y que iba muy en serio. El coronavirus está afectando a todo el mundo y está teniendo consecuencias catastróficas. Más de 300.000 personas están contagiadas en todo el mundo. 

Sara Carbonero apoya a todas las personas que lo están pasando realmente mal 

Sara Carbonero está preocupada pero no alarmada. Bien es cierto que con la llegada del coronavirus, que también afecta a Portugal, hay incertidumbre, respeto y miedo. No obstante hay que seguir las pautas dictadas: no besarse, no acercarse, no abrazarse, no darse la mano, no moverse a grandes distancias si no es estrictamente necesario, lavarse bien las manos y taparse con la parte interior del codo cuando se tosa. Además, es importante no salir de casa, solamente cuando sea necesario. Como por ejemplo pasear al perro, comprar productos de primera necesidad o acompañar a una persona mayor o dependiente.

La periodista es una de las personas de alto riesgo debido al cáncer que sufrió el año pasado, también su pareja, Iker Casillas, quién sufrió un infarto hace casi un año. Deben llevar especial cuidado, aunque ya dicen que este virus puede afectar incluso a los más jóvenes.

La presentadora ha compartido en sus redes sociales varios mensajes para animar a todos sus seguidores. Siempre con el optimismo que la caracteriza.

“Esto también pasará” ha escrito junto a una imagen de ella, en la que aparece de espaldas, abrazada a sus hijos Martín y Lucas, de seis y tres años respectivamente, mientras observan el mar. “Nos pensábamos que ciertas cosas eran lo ‘normal’. Ahora sabemos que lo ‘normal’ son el cuidado, la compasión y la esperanza”. Una lección de vida y es que ella ya ha pasado varios duros y oscuros episodios.

Su familia no ha tardado en reaccionar al post. Irene, hermana de Sara, ha comentado: “¡Y en cuanto pase estoy allí para veros!❤️”. La madre de ambas, Goyi Arévalo, se ha dirigido a su hija pequeña con un "Ganas de verte florecilla❤️❤️❤️❤️". 

Sara Carbonero recibió multitud de apoyos cuando ésta pasaba por un duro momento. Ahora ella es la que apoya a todas esas personas que lo están pasando realmente mal. Son constantes los comentarios en redes sociales donde explican situaciones nada agradables. "Mi hijo de 22 años se ha muerto y no me he podido despedir de él", cuenta una madre hundida. "Se está muriendo y no nos dejan verla", dice un nieto sobre su abuela. "No podemos con esta situación. Mi hermana está enferma de coronavirus y la tienen en una silla del pasillo, sin una cama", explica un joven periodista, un tweet que se ha hecho viral en minutos. Esto es una prueba de que la sanidad pública empieza a desbordarse. 

En breve se podría llegar al peor escenario posible, cuando no todos somos iguales. Los médicos tendrán la potestad de decidir a quién salvan y a quién dejan morir. Dependerá principalmente de la edad. Mayores de 75 años lo tienen peor. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad