Sara Carbonero e Iker Casillas, a gritos con los fotógrafos en el British Council School de sus hijos

El altercado con Sara Carbonero e Iker Casillas y los fotógrafos que acabó a gritos en la entrada del colegio de sus hijos

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas

Los que mejor conocen a Iker Casillas y a Sara Carbonero saben muy bien que su relación con los medios de comunicación no siempre ha sido la mejor. Al menos cuando sus hijos Martín y Lucas están de por medio.

Y el episodio que se vivió en el primer día de colegio de los dos es un claro ejemplo de ello. Sara e Iker acudieron al British Council School de Madrid para dejar a sus pequeños el primer día de clases pero, al percatarse de la presencia de periodistas, la situación se puso tensa.

Tal y como apuntan en Vanitatis, la pareja exigió “a gritos que no tomaran imágenes de los pequeños. Ante el choque, otros padres del mismo colegio se sumaron a las críticas y apoyaron a la pareja en su discusión con la prensa”.

La vuelta a Madrid de Sara Carbonero e Iker Casillas

Tras el altercado al dejar a los niños, la recogida de éstos fue más tranquila, aunque, como bien podemos por la larga mirada de Casillas a los fotógrafos, no parece que la pareja estuviera precisamente muy contenta con ello.

Y es que precisamente esta acoso mediático, el ver que siempre tienen reporteros y medios gráficos siguiéndoles, fue una de las razones por las cuales hace unos años decidieron poner fin a su vida en la capital española y mudarse a Oporto.

Ahora que Casillas ya está retirado y que han vuelto a Madrid, parece que las cosas no han cambiado en este sentido. Además, teniendo en cuenta que, una vez esté reformada, Sara e Iker se mudarán junto a sus hijos a un apartamento de lujo en el centro de la capital, es muy probable que el acoso de los medios siga y no vivan tan tranquilos como cuando lo hacían en La Finca.

De momento, parece que los nervios están a flor de piel. Eso sí, viendo la reacción de otros padres del colegio tal y como apuntan en el citado medio, parece que Iker y Sara no están solo en esta pequeña batalla.