María Patiño en Sálvame

Sálvame o “¡Mete más miedo que Belén Esteban!”: María Patiño sin maquillar

stop

La presentadora de Socialité y Sábado Deluxe se somete a un nuevo cambio estético

05 de abril de 2019 (13:27 CET)

María Patiño está harta de la situación que está viviendo. No puede más. La colaboradora de Sálvame está contenta con su trabajo, pero no tanto con su rol de presentadora en Socialité. La cifra que cobraría por cada programa es inferior a su caché. La periodista pidió un aumento de sueldo y realmente se quedó en algo simbólico. Además ahora con la enfermedad de Jorge Javier Vázquez debe estar todos los sábados al mando de el Deluxe. Le viene bien porque esto son más ingresos, pero no tiene tanto tiempo libre. Actualmente se encuentra acondicionando su nueva casa. La periodista no para quieta y nunca está conforme con nada. 

Patiño no acaba de aceptarse tal y como es. De hecho otro de sus problemas está relacionado con su apariencia física. La colaboradora se inyectó ácido hialurónico para disimular las arrugas fruto de la edad y desde entonces no puede dejar de someterse a retoques estéticos para verse más atractiva. El último una operación de pecho para aumentar su talla. Muchos de sus compañeros admiten que se ha obsesionado con su aspecto. 

La semana pasada la presentadora acudió a un centro de estética para cuidar su cabello y de paso cambiar su aspecto. Se puso unas extensiones para alargar su melena. Tal y como escriben desde el mismo local le fusionaron distintos colores con las mechas. 

María Patiño en Sabor a ti

María Patiño se ha hecho varios retoques estéticos a lo largo de su trayectoría. Ya nada queda de aquella tímida presentadora de Sabor a ti en Antena 3 que pronto se trasladó de su Galicia natal a Sevilla. La periodista se ha puesto dientes, se ha hecho liftings, aumentarse el pecho, bótox. No le queda nada por hacerse. Se ha aficionado tanto a este tipo de operaciones ambulatorias que Patiño ha adquirido un aspecto de silicona, más propio de todas las celebrities que son adictas a estas sustancias. De este modo ha perdido toda su personalidad que conquistó en su día a los espectadores. Ahora parece de plástico, tal y como le escriben en redes. "Mete más miedo que Belén Esteban", escriben. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad