María Patiño llama a Terelu en directo

Robo, maltrato y acoso: amiga de María Patiño y colaboradora de Sálvame

stop

La presentadora de Socialité no sabía todo esto de una persona que estaba a su lado todos los sábados

01 de julio de 2020 (15:08 CET)

María Patiño nunca se ha sometido al famoso polígrafo. Ella es muy discreta con su vida privada y no quiere entrar en ese juego. Está en Sálvame en calidad de periodista y no como una famosa más. La gallega admira la valentía de aquellos que se ponen en la máquina, pero ella prefiere estar al otro lado. Es Conchita, una compañera más de todos los colaboradores y amiga, quién se encarga de realizar estas pruebas que dan tantas alegrías al programa todos los sábados. 

Llegó a Sálvame sigilosamente, pero Conchita ya es tratada como una más. Aunque ella siempre es muy discreta y nunca se mete en ningún tema. Solo hace alguna mueca pequeña. El diario Extraconfidencial fue el primero en hablar de esta mujer desconocida en cierta forma para los espectadores. 

Extraconfidencial publicó que la poligrafista tenía antecedentes penales por acusar falsamente a su expareja, Francisco Delgado Pérez, de malos tratos, robo con violencia e incluso de intentar simular un atentado de bomba. El citado medio recogió el supuesto auto judicial que tachaba a la poligrafista de estar “completamente obsesionada con su excompañero sentimental, al que quiere perjudicar de modo compulsivo, haciéndolo aparecer como inmoral, delincuente, desaprensivo y de la peor catadura, poniéndose ella como víctima, y haciendo ver que él la acosa y la persigue”.

conchita poligrafista Tal y como desarrolla Extraconfidencial, Conchita estaba presuntamente obsesionada por su exnovio, tanto que la llevó a arremeter incluso contra María Cristina de la Figuera Yturralde, la nueva pareja de Francisco Delgado, a quién supuestamente llamaba para hacerle “todo tipo de preguntas sobre su relación con Fran, y diciéndole que lo dejara que era mala persona y que a ella le debía dinero”.

Un poligrafista que cursó estudios con ella y trabajó en Antena 3 con ella contó otra verdad de la zaragozana. “Esta mujer hizo un curso conmigo, no lo pagó y no asistió a las prácticas obligatorias. Tiene un problema psiquiátrico, es peligrosa. Tiene fijación conmigo. Empezó a mandar jamones a mi casa, a llamarme por teléfono 14 veces al día, a contarle a mi mujer que había tenido un lío conmigo y a mandar anónimos a mis hijas. Bestial”, sentenciaba el supuesto amante de Conchita.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad