Paula Echevarría o el lío con Miguel Torres que estalla en Sancti Petri | EFE

Paula Echevarría o la bronca con Miguel Torres que arrasa Madrid

stop

La polémica entre la actriz y el futbolista

04 de julio de 2018 (14:09 CET)

Paula Echevarría lleva unos cuantos días en el punto de mira. La polémica por sus declaraciones sobre la etnia gitana y, en especial, tras la brutal respuesta de Joaquín Cortés, han hecho que muchos en las redes estén centrando su ira en la actriz.

Sin embargo, no es la única polémica en la que está metida Paula. Su relación con Miguel Torres también le está provocando más de un disgusto. Y es que desde que se supo que la intérprete y el futbolista están juntos, el foco mediático está centrado en ellos.

Algo que, viendo cómo se están desarrollando los acontecimientos, no parece ser muy positivo, en especial para Miguel.

Miguel y Paula

La bronca con Miguel Torres

Y es que la situación del jugador está provocando más de una bronca. Miguel formó parte de la plantilla del Málaga la temporada pasada. Un Málaga que acabó descendiendo a Segunda División.

Una pésima noticia para el club andaluz que, al menos desde una parte de la afición y de la directiva, ha encontrado en la relación de los dos una de las causas del desatare. Y es que no le perdonan al capitán que, mientras el equipo se jugaba el descenso, él estuviera más pendiente de sus viajes arriba y abajo a Madrid para estar con Paula.

Por otro lado, la continua presencia de los medios del corazón en el día a día de Torres provocó más de un problema en el seno del conjunto andaluz.

El futuro de Miguel Torres

Algo que ha provocado que el futuro del futbolista se complique, y mucho. Con el Málaga descendido, Miguel está intentando buscarse la vida en alguno de los equipos que juegan en la capital o en sus cercanías.

Pero nadie está dispuesto a ficharle. Tanto el rayo Vallecano como el Leganés, sus dos opciones más realistas (el Real Madrid y el Atlético de Madrid no lo son) ya le han dicho que no quieren saber nada de él.

Su edad, 32 años, su bajón de forma al final de la temporada pasada y, sobretodo, los líos con Echevarría han provocado que las pocas opciones de seguir estando en un club español de primer nivel se diluyan.

De momento aún quedan muchas semanas para que Miguel encuentre un equipo, pero cada vez parece más difícil que el sueño de poder vivir junto en Madrid se cumpla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad