Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España.

Paolo Vasile recibe este SOS de una de sus estrellas. “Necesita ayuda”

stop

El directivo italiano muy preocupado por uno de sus fichajes

10 de marzo de 2020 (09:00 CET)

Toñi Moreno vuelve precipitadamente al trabajo. Tan solo ha pasado un mes y medio desde que dio a luz a su hija Lola. La presentadora es mamá primeriza y no podrá disfrutar tanto de su niña como quería. Los planes han cambiado. Con Nagore Robles el programa se iba a pique y Mediaset la llamó con urgencia para que volviese. Incluso podrían haberle mejorado la cifra. Con su presencia las audiencias han remontado a un 4,9% de cuota de pantalla. 

La andaluza ya se ha estrenado en su nuevo programa que desveló esta misma semana en MYHYV. Moreno se estrena en Mtmad donde publicará vídeos semanales de su día a día con un reto claro, ponerse en forma. 

Toñi Moreno

El primero de esos vídeos ha sido desgarrador. Asegura que tras dar a luz a la pequeña tuvo que acudir a un psicólogo debido a los ataques de ansiedad y a una fuerte depresión. 

La presentadora habla sobre aquellos que la consideraban "demasiado mayor" para ser madre: "La edad es un estado mental y necesitaba una estabilidad laboral para poder formar su propia familia. Ahora que soy madre y tengo 46 años, no he hecho deporte nunca, tengo ciática, muchas veces tengo lumbago. Necesito cambiar mi vida completamente, empezar una segunda vida para ser joven. Y nunca es tarde”.

En la segunda parte del vídeo Toñi confiesa haberse acordado durante todo el embarazo de dos compañeras: Ana Rosa Quintana, quien "nos hizo creer a todas que embarazarse con 46, 47, 48 años era fácil, y no, no lo es"; y de Samanta Villar quien considera "que se quedó corta" cuando dijo que la maternidad estaba idealizada y que su vida había empeorado desde que dio a luz. La andaluza cuenta que desde el primer momento del embarazo lo pasó muy mal y que "no puedes decir que lo pasas fatal porque parece que estás diciendo que te arrepientes". Toñi continúa: "Nadie se solidariza contigo. Nadie dice 'pobrecita, está enferma' porque no estás enferma, estás embarazada. Y al mismo tiempo te sientes muy sola. No estaba preparada psicológicamente para todo lo que me venía". 

Reconoce que tras nacer su hija sufrió depresión. "Yo no sé lo que me pasaba, pero lo único que tenía era ganas de llorar. Y me llevé una semana llorando mañana, tarde y noche. Tuve que pedir ayuda psicológica", explica. "No ha sido fácil ni el embarazo ni el postparto. Físicamente no estás en tu mejor momento, te queda una barriga, no te sientes guapa…".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad