Reina Letizia | EFE

Palo terrible a la reina Letizia. Última hora demoledora. Se acaba de saber esto

stop

La mujer del rey Felipe VI está muy preocupada

09 de abril de 2020 (13:47 CET)

La reina Letizia no está pasando por un buen momento. Entre otras cosas porque, por mucho que sea reina y, por lo tanto, lleva un nivel de vida muy por encima del resto, el coronavirus afecta a todos por igual, sin importarle clases sociales o modos de vida.

La Reina lo sabe de ahí que, dadas las circunstancias y cómo en las últimas horas la preocupación viendo que un alto porcentaje de los fallecidos por el coronavirus son ciudadanos de una muy avanzada edad, esta más que preocupada por un miembro de su familia más cercana: su abuela Menchu.

El palo a la reina Letizia

Una Menchu que tiene ni más ni menos que 92 años y que vive sola en una pequeña localidad de Asturias. Cómo no, teniendo en cuenta que Menchu Álvarez del Valle forma parte de uno de los grupos con un alto riesgo ate este virus, Letizia está más que preocupada.

Letizia Menchu

Entre otras cosas porque, si bien sabe que su abuela mantiene una excelente salud mental, no deja de ser una persona muy mayor que vive sola en unos momentos donde la salud es la máxima preocupación de todos y cada uno de los ciudadanos en España.

Por suerte, tal y como apuntan desde círculos cercanos a la casa real, Letizia sigue manteniendo contacto telefónico con su abuela, que se encuentra en perfecto estado. Si bien es cierto que tampoco podría ir a verla dado el confinamiento, estar a más de 500 kilómetros de ella no es algo que Ortiz esté llevando precisamente bien.

El resto de su familia, por suerte para ella, están mucho más cerca. Tanto su padre como su madre y su hermana viven en Madrid, así como su sobrina Carla Vigo, la hija de su difunta hermana Érika, que vive en Aranjuez.

Por suerte, y aunque deben mantenerse aún todas las precauciones, parece que lo pero de este dramático virus ya ha pasado. Eso sí, la preocupación que tiene la reina no será fácil de sobrellevar estos días (y probablemente semanas) que restan de confinamiento.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad