Cristina Pedroche y David Muñoz | Instagram

“Olía mal, a podrido”. Cristina Pedroche o lío con las estrellas Michelin de David Muñoz

stop

La colaboradora de 'Zapeando' y la polémica que con los restaurante de su marido

24 de octubre de 2018 (16:00 CET)

Cristina Pedroche y David Muñoz celebran hoy un día muy especial: su tercer aniversario de boda. El flechazo fue tal a conocerse a finales de 2014 que menos de un años después, en octubre de 2015 decidieron darse el ‘sí quiero’ en una ceremonia íntima en su casa.

Tres años más tarde siguen estando igual o más enamorados aún. Bien por ellos. El problema es que, si bien a nivel personal las cosas les van de maravilla, a nivel laboral se le están empezando a torcer las cosas.

En especial a David, que está viendo como el número de críticas negativas en portales como Tripadvisor de sus restaurantes está ascendiendo de manera negativa. Siempre ha habido gente, como Salvador Sostres, que lo ha dejado más que verde, pero ahora, pese a contar con tres estrellas Michelin con su DiverXo de Madrid, los comentarios negativos están creciendo.

El lío con las estrellas Michelin

Cabe destacar que, en general, los comentarios y las puntuaciones son buenas, pero el porcentaje de malas críticas está en aumento. Desde comentarios como “olía a podrido” hasta “es un verdadero timo” pasando por "¿Dónde están las estrellas Michelin?".

Si bien es cierto que es DiverXo el que sigue estando mejor valorado (al fin y al cabo es el que tiene las tres estrellas Michelin), los otros dos, StreetXo Madrid y StreetXo Londres, están llevándose palos de los gordos.

“A priori, te hacen esperar en una cola para entrar, se da por sentado que es un lugar el cual vas a disfrutar. La decoración moderna fusión asiática buena, en la barra te asas por los fogones y hueles a fritanga y en el exterior te tuestas por el sol…la comida estuvo bien. Mi queja es por un servicio pésimo muy mal organizado las comandas, los camareros llevan las ordenes a su criterio y las dejan en la mesa que pueden, yo sin querer me comí un plató y una bebida que no ordené. También destacar la poca limpieza e higiene, se ha de trabajar con las manos y no con el cuerpo cadi todos los camareros y en especial los cocineros tienen su indumentaria muy sucia, vamos unos guarros y perdón por ser tan sincero”, comentan un enfadado cliente de StreeXo Madrid.

Por su parte quizás el más significativo del de Londres sea este: “Pensé que yendo a un restaurante de un chef de renombre y con precio de alto nivel (108 libras por persona incluyendo vino y un cocktail) encontraría:
-Atención más atenta y profesional.
-Platos individuales, no para compartir en un menú degustación.
-Tiempo para disfrutar de cada plato (no dos a la vez).
Como critica positiva destacar que la decoración es muy original. Globalmente no volveríamos. Un saludo”.

Por suerte, como se ha dicho anteriormente, son críticas residuales. Duras, pero residuales. Eso sí, en el amor no hay ni el más mínimo ‘pero’. Ni pinta tiene que lo vaya a ver en un futuro vieno las caras de felicidad y la pasión que sienten Cristina y David entre ellos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad