Mila Ximénez y todo Sálvame rotos. “No para de llorar”. Estrella del programa así

stop

La colaboradora de Sálvame pasa el confinamiento sola en casa y lo está pasando muy mal

Mila Ximénez y Kiko Hernández

16 de abril de 2020 (11:56 CET)

Mila Ximénez y Lydia Lozano han demostrado ser la cara y la cruz de esta cuarentena. Aunque ambas coinciden en que se les está haciendo muy grande, especialmente Ximénez, quién acaba envuelta en lágrimas tras hablar con sus compañeros. Ella pasa el confinamiento sola. 

Muchos colaboradores de Sálvame tomaron la decisión de abandonar el espacio de Telecinco tras decretarse el estado de alarma. Entre ellos los rostros más veteranos como Kiko Hernández, Gema López, Belén Esteban o Lydia Lozano. Kiko Matamoros y María Patiño son los únicos que se han mantenido al pie del cañón. 

Tras 35 días encerrada en casa, Lydia Lozano ha decidido saltarse el confinamiento para acudir al trabajo. La colaboradora estaba agobiada y necesitaba tomar aire. Durante este mes ha permanecido en su casa de Madrid junto a Charly, su marido. Confiesa que echaba de menos su trabajo y a sus compañeros.

Su vuelta a los platós de Mediaset ha sido todo un subidón de energía. "Siento una alegría no os podéis imaginar», exclamaba al entrar en el set. "¡Qué gusto veros! ¡Tenéis un mérito!". "Venía por Madrid vacío y te daban ganas de acelerar, he puesto la música a tope. He estado 35 días sin pisar la calle y te impresiona muchísimo. He llorado mogollón", admitía. 

lydia lozano vuelve a sálvame

La colaboradora no aguantaba más tiempo encerrada en casa. "Me ha costado mogollón salir porque soy aprensiva, porque vivo con una persona que tiene una serie de cosas…".

Lydia Lozano felicitaba a sus compañeros por su entereza y recibía elogios por parte de ellos. «Habéis estado divertidísimos. Hasta te he echado de menos», le decía a Kiko Matamoros. Éste le respondía cariñosamente: "Te he echado mucho de menos. Cuando he salido de casa le he dicho a Marta. Qué bien que vuelve Lili, porque parecemos los últimos de Filipinas".

"Siempre oíamos que ‘Sálvame’ te da tiempo a ir a Benidorm y casi volver. Me habéis dado la vida. Yo lo veía cuando planchaba. ¡Me he tirado cinco horas planchando!», explicaba. «He dormido que te mueres porque realmente si lo estás pasando mal desconectas mucho del estrés del trabajo. Me ponía ir una hora para ir a la cama. No poner despertador y poder leer es una gozada".

También se apena por los fallecimientos que se están produciendo, algunos le han tocado muy de cerca. "He perdido a amigos. Tres muy importantes, y es durísimo. La primera muerte que oí que fue en padre de la maquilladora Cristina Aparicio. Me impresionó muchísimo. Porque nadie podría ir al tanatorio a abrazar a su madre. Te impresiona sobre todo no poder abrazar a la gente", subrayaba.

Lydia Lozano ha llevado bien la cuarentena, aunque confiesa que ha discutido con su marido. "No aguantas estar encerrada. ¿Por qué has traído esto? Pues vete tú. O vete ya a la cama" son algunas de las cosas que se decían. "La pura realidad", detallaba.

Durante este tiempo su mayor preocupación ha sido su madre, por ser una persona de edad avanzada. "El día 12 mi madre se cae y se pegó un bofetón muy gordo y como no había ambulancia empecé a toser. Ahí es cuando llamo y la Seguridad Social me dio la baja. ‘No puedes ir a trabajar tosiendo’, me dijeron". Sin embargo, no le hicieron la prueba. "Me hice una prueba por privado que me la dio Antonio Rossi y es una prueba muy buena. No te hacen la prueba porque yo no tenía fiebre. Cada persona te cuenta su caso". Como de costumbre, durante su relato "no para de llorar", dijeron los espectadores que vieron el programa. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad