Mila Ximénez

Mila Ximénez está viviendo un infierno. “Necesita ayuda”. Sálvame consternado

stop

La colaboradora de Sálvame hundida en sus últimas declaraciones en el programa

06 de mayo de 2020 (14:56 CET)

España se encuentra en su fase 0. Tras ocho semanas de estado de alarma y con unos resultados mucho más esperanzadores, es momento de empezar poco a poco la desescalada. El pasado 2 de mayo pudo salir por fin toda la población a la calle. Mayores de 70 años de 10 a 12 y de 19 a 20 horas, niños de 12 a 19 horas y adultos de 6 a 10 y de 20 a 23 horas. En estas últimas franjas horarios se encontraría Mila Ximénez. 

La colaboradora ha pasado unas de sus peores semanas. En sus conexiones en Sálvame y en su blog de la revista Lecturas expresó cómo se sentía. Sola y con mucho miedo. Extremó todas las precauciones y evitaba salir de casa para no contraer el virus y de esta forma no dar más faena a su hija Alba. 

Mila Ximénez llorando

El regreso a la normalidad tampoco está siendo bueno para la colaboradora. Mila Ximénez tiene miedo a dar el paso. Han sido muchas semanas encerrada y sola y aunque nos aventuremos a salir a la calle el virus sigue presente en cualquier rincón. 

“Tengo miedo a volver a vivir una rutina con señales de paso. A reencontrarme con amigos detrás de una máscara que me caricaturice la risa. A no querer abrazar a mi gente porque un acto de amor sea ponerlos en peligro. A no poder decirles a mis nietos que esto que han vivido como una aventura extraordinaria, a mí, me ha paralizado por el temor de no volver a verlos”, relata en su blog. 

No es lo mismo estar encerrada en casa porque un día te apetece quedarte ahí que hacerlo por obligación, sin poder tener ningún contacto con el exterior más que el de una llamada de teléfono. 

“Mi vida sin la gente que quiero es una emboscada. Pero lo es más vivir la soledad como una trampa y no como un espacio donde puedes llorar y bailar sin horarios ni permisos. Disfrutar de una copa cuando se despierten tus ganas de saludar al mundo y un café cuando se estén apagando las luces de casas ajenas”, cuenta. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad