María Patiño pasa por el cirujano para volver a cambiar su cara

María Patiño nunca esconde sus operaciones estéticas. La presentadora se somete a un Total Eyes, como hizo hace unos días su compañera Gema López

Fotografía: María Patiño pasa por el cirujano para volver a cambiar su cara
Fotografía: María Patiño pasa por el cirujano para volver a cambiar su cara

María Patiño no se esconde. A ella no le importa mostrar abiertamente sus operaciones estéticas. Aunque la mayoría son carácter menor también se ha sometido a una rinoplastia. No obstante, normalmente ella se cuida la piel de su rostro con botox o liftings. Es uno de los rostros más famosos de Mediaset y su cara aparece en pantalla durante cinco horas al día. Todos los días de la semana. Sufre un gran desgaste y eso se nota en la piel. Por este motivo quiere estar siempre perfecta.

Hace unos días su compañera y amiga Gema López se sometía a un tratamiento revolucionario para mejorar su mirada, el Total Eyes. Ahora ha sido María Patiño, quién ha seguido sus pasos y ha acudido a su clínica de confianza, las Diego de León.

La gallega se ha sometido a un lifting de ojos, una sesión que consiste en aplicar radiofrecuencia en la zona de los párpados y las ojeras. Se trata de un sistema conocido como Thermage que consiste en aplicar ondas electromagnéticas sobre el tejido subcutáneo para conseguir así tensar la piel de la zona deseada.

“En su momento, también en la Clínica Diego de León, decidí quitarme la ojera. Estoy absolutamente encantada y ahora me he realizado este tratamiento Thermage en la zona del ojo con la intención de abrir la mirada”, explicaba la presentadora de Socialité a su salida de la consulta.

Aún es pronto para ver los resultados. Hay que esperar unos meses para que las fibras de colágeno se reparen. Estos efectos suelen durar un año y medio. Tal y como explica María Patiño en el vídeo, este procedimiento (que no dura más de una hora) no es para nada invasivo. De hecho, podríamos considerarlo como una especie de lifting de ojos sin cirugía.