Belén Esteban María José Campanario

María José Campanario hunde a Belén Esteban: “Hay una tercera persona”

stop

La odontóloga no quiere hablar sobre el nuevo problema de la colaboradora de Sálvame

26 de septiembre de 2019 (17:25 CET)

Ni María José Campanario se pronuncia ni Belén Esteban. Andrea Janeiro les pidió a ambas partes que nunca más se insultasen. Como si no existiesen y así lo han hecho. Especialmente la de Paracuellos. Eso sí, le ha fastidiado ya que la colaboradora llevaba 20 años hablando del padre de su hija. 

Mientras a la odontóloga le van mejor las cosas, Campanario se encuentra mejor de salud y ha salido de la clínica, Belén Esteban se encuentra con nuevos frentes abiertos que complicarían su nuevo negocio. Algunos rumores apuntaban que Mediaset quería dejar descansar a uno de sus rostros estrella tras los últimos datos de audiencia. Sin embargo, la de Paracuellos desmintió esas informaciones. Nadie la va a despedir ni la van a cambiar de cadena. Pero para ello hay unas condiciones y parece que Belén Esteban las empieza a acatar. 

Aunque en su día le prometió a Andrea Janeiro que nunca más hablaría del padre de ésta y su mujer, el pasado lunes rompió con su promesa. Belén Esteban criticó la labor como padre de Jesulín de Ubrique, pero lo hizo de una forma disimulada y elegante. Sin profundizar en el tema. Telecinco sabe que a los espectadores les gusta la trifulca que la tertuliana mantiene con el diestro y la han obligado a hablar. 

Para intentar hablar menos de Jesulín de Ubrique, Belén Esteban tenía otros planes. La colaboradora de Sálvame se iba a casar por segunda vez. En esta ocasión por la iglesia, el sueño de Miguel Marcos, su actual marido. Y hablamos en pasado porque finalmente esto no va a ser posible. 

Para poderse casar con Miguel Marcos, la colaboradora debe conseguir la nulidad del primer matrimonio con Fran Álvarez. Este ha hablado en exclusiva para la revista Lecturas. "No pienso darle la nulidad", asegura Fran Álvarez en su primera entrevista tras haber pasado seis meses en un centro de desintoxicación. 

Fran Álvarez y Belén"Todos estos años no he tenido problema en firmar los papeles para la nulidad matrimonial. No me he negado nunca. ¡Ahora no te los firmo porque no me da la gana!", asegura Álvarez. Antes estaba muy dispuesto a darle la nulidad, pero parece que ahora las cosas han cambiado. 

"He estado seis meses en una clínica de Proyecto Hombre en Burgos, y he salido hace veinte días. Estoy muy orgulloso del paso que he dado", explica Fran en exclusiva. "Me ha dejado marcado, lo he pasado muy mal", se sincera. "Ser el exmarido de esa señora cuesta, y más si te da caña por todos los lados", explica.

“No es normal que nos separáramos más de ocho veces”, aseguraba Fran. 

Belén Esteban querría casarse para poder vender de nuevo otra exclusiva. Sin embargo esto se le va a poner mucho más difícil de lo que esperaba. Le urge vender una nueva exclusiva porque por su hija Andrea ya no puede hablar de su pasada, ahora le toca tejer un futuro. Mientras espera poder celebrar la boda por la iglesia con Miguel Marcos, solo les queda intentar quedarse embarazados. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad