Lydia Lozano y compañía, pillados: falsas peleas, montajes y pactos en la reunión previa de Sálvame

Los espectadores ya no se tragan las mentiras de Lydi Lozano y el resto de colaboradores de Sálvame. Las audiencias caen en picado y Paolo Vasile toma medidas en el asunto

Fotografía: Lydia Lozano y compañía, pillados: falsas peleas, montajes y pactos en la reunión previa de Sálvame
Fotografía: Lydia Lozano y compañía, pillados: falsas peleas, montajes y pactos en la reunión previa de Sálvame

Durante estos últimos meses, Sálvame ha organizado impactantes shows televisivos. Sin duda saben como entretener al espectador, pero tantas salidas de tono, peleas entre sus colaboradores y engaños a la audiencia habrían cansado a los seguidores del espacio. Durante este verano han cebado a la audiencia con noticias falsas. Prometían desvelar cosas que nunca hacían y cambiaban de tema.

Fotografía: Lydia Lozano y compañía, pillados: falsas peleas, montajes y pactos en la reunión previa de Sálvame

Las redes sociales explotaron y expresaron su malestar. La productora del formato y la cadena no han hecho nada al respecto por cambiar estas actitudes y la audiencia parece que tras 12 años empieza a dar de lado al programa estrella del grupo. ¿Se acaba Sálvame? El pasado viernes anotaron los peores resultados de su historia. La edición tomare se tuvo que conformar con un flojo 14,2% de cuota de pantalla y poco más de un millón de espectadores. Totalmente vapuleado por su rival directo, Pasapalabra, que por fin ha logrado encontrar su hueco. El concurso de Roberto Leal llegó casi al 20% y a los dos millones espectadores.

Lydia Lozano ha sido la protagonista de este verano de mentiras

Se nota también que Sálvame está haciendo uso estas últimas semanas de sus colaboradores suplentes que interesan mucho menos al público. Rostros como Belén Esteban, Kiko Matamoros y María Patiño han estado de vacaciones. Otros como Lydia Lozano o Gema López han tenido que confinarse en sus casas debido a compartir plató con Marta López. Y Mila Ximénez continúa su lucha contra el cáncer. Por otro lado, Jorge Javier Vázquez, la imagen del programa, regresará el próximo martes. Veremos si hay una tendencia al alza esta semana.

Los espectadores están hartos de que todo sean engaños y esté más que guionizado. Ninguno de los colaboradores tiene una mala relación de puertas para fuera, solo pactan en las reuniones previas con quién se tiene que pelear hoy cada uno.

La audiencia no quiere más show y se lo han dejado claro a Paolo Vasile con los últimos resultados. No está nada satisfecho y ya habría reactivado la posibilidad de reducir el programa hasta las 20 horas, como antes, y pensar en un nuevo concurso para hacer frente a Pasapalabra.