“Lucha contra el cáncer”. Kiko Hernández no habla de esto en Sálvame, pero su Whatsapp confirma lo peor

stop

El colaborador del espacio manda todo el apoyo del mundo a su compañero de cadena

Kiko Hernández

08 de junio de 2020 (15:31 CET)

Kiko Hernández manda todo el apoyo a su compañero Alessandro Lequio. Son muchos los rostros que le han dado sus condolencias. El colaborador de El programa de Ana Rosa no vive su mejor momento. Hace tres semanas falleció su hijo Álex Lequio, fruto de su relación con Ana Obregón. Tras dos semanas de silencio, la semana pasada regresaba al trabajo. Durante todos estos días no ha dejado ni un solo día de acompañar a la presentadora y actriz. 

Sin embargo, Alessandro Lequio tiene más preocupaciones. Parece que desgraciadamente el cáncer salpica a su familia. Su mujer, María Palacios, está preocupada por el estado de salud de su hermano, quién también padece cáncer. María Palacios no se ha pronunciado respecto a la muerte de Álex Lequio, aunque se siente muy dolida, era como un hijo para ella. 

maría palacios y su hermano borja

La mujer del aristócrata es es la mayor de cuatro hermanos. Carla, Natalia y Borja Palacios. El pequeño es el ojo derecho de sus hermanas. Él es Licenciado en Económicas con un MBA en el EAE Business School y un Máster en Digital Business en ESIC. Además, fundó la empresa Saint John Shoes en 2012 y trabaja desde hace más de tres años en Azora, compañía de inversiones inmobiliarias.

Él mismo confesó que sufría una dura enfermedad al hablar del fallecimiento de quién consideraba "su hermano". Ambos compartían enfermedad y se apoyaban el uno al otro. María Palacios ha revelado que su hermano se encuentra "bien" y "estable". La mujer de Alessandro Lequio no se separa ni un solo momento de él. "Agradezco el apoyo, de verdad, pero cualquier palabra se queda corta, así que prefiero no decir nada", dijo María en el último adiós a Álex Lequio. 

Sin embargo, en su Whatsapp se ha desvelado que María Palacios lleva escrito en su estado las palabras "Carpe Diem". Es decir, vivir el momento y ofrecer de los pequeños detalles de la vida. "¡Que no se nos pase la vida esperando mejores tiempos!".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad