Lío con el escote de Selena Gómez (“¡Las tiene caídas!”) y el Photoshop: “¿Eres Kim Kardashian?”

stop

La cantante americana y el follón que pone patas arriba Instagram

Selena Gómez

03 de mayo de 2019 (13:50 CET)

​Selena Gómez decidió apartarse durante un buen tiempo de la vida pública hace ya unos meses. Ingresó, de hecho, en una clínica psiquiátrica para alejarse de las redes y del mal que le hacían.

Y es que Selena lleva muchos años siendo una de las celebrities más buscadas por los medios y con mayor impacto en los medios. Eso, por mucho que suponga unos beneficios económicos bestiales, tiene también un lado muy negativo: la constante crítica y el ataque gratuito a través de las redes.

El lío con el escote de Selena Gómez

El caso es que, tras su ‘desintoxicación’, ha vuelto con más fuerza que nunca. Pero, desgraciadamente para ella y para sus seguidores, los haters no han decidido suavizar sus críticas y ahora ha sido un escote lo que ha provocado un lío en Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

Selena optó por colgar en su perfil de Instagram una imagen publicitando un bikini que ella misma ha diseñado. Un bikini y una foto que, como era de esperar, han generado mucha controversia.

Y es que no son pocos los que han aprovechado la ocasión para criticar su escote con comentarios tan desafortunados como “¡Las tiene caídas!” o “Esta chica tiene un escote cada vez más feo”.

Pero ojo porque las rajadas no han llegado sólo por ahí sino que también hay quien ha optado por dar rienda suelta a los comentarios negativos argumentando que se le ha ido la mano con el Photoshop.

Lleva tantas capas encima que parece una muñeca”, “Se queja de que las redes sociales la critican sin para y luego va y cuelga una imagen con Photoshop hasta en las esquinas” o “¿Eres Kim Kardashian?” son algunos de los comentarios en este sentido.

Eso sí, parece que este tipo de comentarios ya no le afectan (tanto) como antes. O al menos eso es lo que aseguran desde su entorno. Bien por ella. Por desgracia, parece que sus detractores no van a cesar en su empeño de rajar todo lo que puedan.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad