Las únicas propiedades que Juan Carlos I tiene en España: un trozo de jardín y un terreno de 40.000 pesetas

El rey emérito y padre del rey Felipe VI, Juan Carlos I, y sus dos únicas propiedades en nuestro país

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Juan Carlos I sigue en Abu Dabi, donde aterrizó hace ya más de un mes con la intención de alejarse de España y, con su salida, alejar también sus problemas de la monarquía española.

Problemas que han venido a raíz de investigaciones acerca de cómo ha amasado su fortuna. Una fortuna que, presuntamente, habría amasado de forma no del todo legal. O al menos en parte. Eso sí, como apuntan en Vanitatis, el emérito tan sólo cuenta con dos propiedades a su nombre en España.

Por un lado, una tercera parte de un jardín cerca del Palacio de Aranjuez que heredó de Alfonso XIII. Por otro, una parcela de cuatro hectáreas cerca de Monachil (Granada) que Juan Carlos I y Sofía compraron cuando eran Príncipes de España en 1972 por un valor de 40.000 pesetas.

Juan Carlos I
Juan Carlos I

Felipe VI no quiere saber nada de los acuerdos de Juan Carlos I

Se desconoce que intenciones tiene el emérito con estos dos terrenos. Seguramente, no es algo que le preocupe ahora especialmente. Sí que le preocupa, cuenta, ver cómo su hijo está intentando romper la gran mayoría de lazos que les unen.

Hace apenas unos días se supo, por ejemplo, que Felipe VI había decidido poner fin a un acuerdo que tenía la Casa Real desde hace años con el propietario del yate Somni. Una acuerdo que implicaba que, sin coste alguno, la Familia podía hacer uso de él siempre que quisiera.

Yate Somni
Yate Somni

Ahora ya no. Felipe rompió el acuerdo y, de hecho, el propietario ha puesto a la venta este yate de más de 17 metros de eslora que tanto disfrutó sobre todo la reina Sofía por 295.000 euros.

Es evidente que el vigente rey, consciente de que las investigaciones sobre la fortuna de su padre van a seguir, está intentando distanciarse todo lo que puede. Ya lo hizo en su día anunciando que prescindiría de la parte de su herencia.

Publicidad