La última foto de Kiko Matamoros eleva la preocupación al máximo. Prácticamente irreconocible

El colaborador de Sálvame preocupa a sus seguidores tras aparecer esta fotografía de sus vacaciones

Fotografía: La última foto de Kiko Matamoros eleva la preocupación al máximo. Prácticamente irreconocible
Fotografía: La última foto de Kiko Matamoros eleva la preocupación al máximo. Prácticamente irreconocible

Kiko Matamoros y Marta López Álamo continúan sus vacaciones en México. La pareja ha puesto tierra de por medio tras las duras semanas que han pasado. El colaborador de Sálvame ingresó en el hospital tras ser operado de la vejiga por unos fuertes dolores fruto de una infección en el hígado. 

A pesar de estar a miles de kilómetros, ni Kiko Matamoros ni Marta López han desconectado del trabajo. El tertuliana ha conectado todos los días en directo con el espacio a través de llamadas telefónicas para contestar a las acusaciones de sus compañeras. La modelo concedió una entrevista en exclusiva en la revista Lecturas, donde habló del enfrentamiento con Anita Matamoros y calló bocas a todos aquellos que la llaman “mantenida”. 

En sus redes sociales también ha querido hablar alto y claro. Marta López desvela que estas vacaciones de ensueño han sido pagadas por su trabajo como influencer y modelo. «Por cierto. Este hotel y el de México ha sido un intercambio de publicidad y lo he conseguido yo. Para las que me decís que qué bien vivo gracias a nadie. De nada”.

«La gente se cree que por estar con una persona mayor que tú ya lo haces por el dinero, y no es así. Gano mi dinero y me pago mis cosas», sentenciaba dejando muy claro que no vive a costa de nadie.

Tras pasar por Tulum, ahora se encuentran en Holbox, un lugar paradisiaco e idílico repleto de palmeras y al lado del mar. La pareja intenta relajarse como puede. Sin embargo, la modelo está muy pendiente de la salud de Kiko Matamoros. Cada día le hace las curas y el otro día tuvo que meterle el catéter. 

El lujoso resort en el que se hospedan tiene playa privada, spa, zona de masajes, alquiler de kayaks y embarcaciones. Este hotel cuesta 243 euros la noche. La pareja ha alquilado un yate para pasar una jornada en alta mar. «Un placer navegar en esta maravilla de barco», escribía Matamoros quien está haciendo sus pinitos como influencer.

Sin duda lo que más ha llamado la atención es el rostro de Kiko Matamoros. Mucho más demacrado y envejecido. Las redes sociales han mostrado una gran preocupación por su físico y es que creen que el colaborador se ha precipitado al irse de vacaciones nada más salir del hospital y tan lejos. Él mismo no quería desvelar el destino porque no quería que se le viese su rostro. Kiko Matamoros ha perdido hasta 14 kilos. 

kiko Matamoros cara