La relación entre la reina Sofía y Felipe VI se rompe: la discusión en Marivent que terminó con la madre sin querer salir a la calle

La reina Sofía y el rey Felipe VI rompen su relación tras un lío en Marivent que provocó que la emérita no quisiera salir más a la calle

Reina Sofía y Rey Felipe
Reina Sofía y Rey Felipe

La relación entre el rey Felipe VI y su madre, la reina emérita Sofía, está más rota que nunca. Y de nuevo ha sido Letizia la que ha provocado este desencuentro. Fue, de hecho, hace unos días en Marivent cuando todo saltó por los aires.

La situación para Felipe y su familia no era fácil. La Casa Real acababa de comunicar la polémica salida de Juan Carlos I de España. En ese momento no se sabía dónde iba, pero lo que muchos calificaron como la huida del emérito puso el foco en la institución.

Y eso provocó una discusión que acabó con la mujer de Juan Carlos I sin querer salir a la calle. El motivo no fue otro que la negativa de Letizia a que su suegra saliera a pasear con sus hijas por Palma de Mallorca como solían hacer cada verano.

Fotografía: La relación entre la reina Sofía y Felipe VI se rompe: la discusión en Marivent que terminó con la madre sin querer salir a la calle
La reina Letizia con sus hijas y la reina emérita Sofía

La discusión entre Letizia y Sofía

Letizia lleva mucho tiempo dejándole muy claro a su marido que, por el bien de sus hijas y, sobre todo, por el futuro reinado de Leonor, lo mejor es alejarlas de la familia de su padre.

Nunca ha tenido muy buena relación Ortiz con su familia política, pero ahora ha encontrar la excusa perfecta en sus hijas para distanciarse del todo. Sofía entendía que, por mucho que la polémica rodeara a su marido, ella podría seguir disfrutando de sus horas junto a sus nietas.

Pero la mujer de Felipe VI se negó a que sus hijas fueran fotografiadas en plena calle junto a la emérita. Sabe muy bien Letizia que su suegra poco o nada tiene que ver con los feos asuntos del emérito, pero no quiere que la imagen de Leonor y Sofía quede ‘manchada’ con fotos inapropiadas junto a su abuela.

Algo que, desde luego, sentó más que mal a una reina Sofía que, mientras los reyes estuvieron en Mallorca y en Marivent, optó por no salir de palacio.