La reina Sofía y Corinna cara a cara: 8 horas en el mismo avión

El viaje más comprometido en el que la reina Sofía coincide con la presunta amante de su marido juan Carlos, Corinna Larsen

Reina Sofía
Reina Sofía

No sería una novedad hablar de los presuntos affaires amorosos del rey emérito don Juan Carlos. Supuestas infidelidades a la emérita doña Sofía que la monarca ha aguantado estoicamente a lo largo de los años. Y atención a la escena que tuvo que aguantar, según explica Pilar Eyre en la revista Lecturas.

En las revistas de papel cuché, siempre ha habido un leit motive relacionado con la casa real que se ha repetido a lo largo de los años. Nos referimos a las historias de amor que el ex Jefe de Estado Juan Carlos I habría vivido al margen de su matrimonio con la reina Sofía. Las listas de posibles amantes del padre de Felipe VI no han dejado de aparecer a lo largo de los años.

Unas informaciones que Sofía ha aguantado sin rechistar, al menos de cada a la galería, pese a que siempre ha sabido que su marido la engañaba con otras mujeres.

Fotografía: La reina Sofía y Corinna cara a cara: 8 horas en el mismo avión

El viaje más comprometido de la reina Sofía

Lo que no sabíamos era que Sofía había tenido que aguantar en persona los flirteos de su marido con otra mujer y que incluso había compartido avión con una de sus amantes.

Según la cronista especializada en la casa real, Juan Carlos no quería separarse ni un momento de Corinna Larsenn, una de sus amantes más nombradas. Tanto es así que se la llevó a un viaje oficial a Arabia Saudí. Un desplazamiento al que también acudió Sofía, que viajó en el mismo avión que su marido y su amante.

Cada uno por su lado

Y atención, porque Juan Carlos se sentó junto a Corinna y lejos de su esposa: “El rey se sentó al lado de su novia, cosa que a nadie extrañó, porque el matrimonio real hacía muchos años que no se dirigía la palabra y tenía agendas separadas”.

Juan Carlos I y Corinna Larsen
Juan Carlos I y Corinna Larsen

Además, una vez en el país árabe, “mientras la reina se dedicaba a actos culturales como inaugurar hospitales o visitar yacimientos arqueológicos, Corinna acompañaba a don Juan Carlos en sus actividades, desde dar una conferencia hasta entrevistarse con los hombres más ricos del mundo”.

Asimismo, Eyre recoge unas declaraciones de una de las personas que acudió a aquel viaje: “Hombre, nos extrañó la presencia de la princesa (Corinna), que, por cierto, nos pareció a todos muy sexy. Pero cuando vimos que la reina no se inmutaba, pensamos que era algo normal y no le dimos más importancia”.