La reina Sofía y el rey Felipe | EFE

La reina Sofía se desploma en plena discusión. Atendida de urgencia. Suceso dramático

stop

La madre de Felipe VI pasa por su peor momento

21 de julio de 2020 (12:10 CET)

Mucho se está hablando en los últimos días del futuro de Juan Carlos I y del que será su nuevo hogar. Y es que lo que parece evidente es que la Casa Real ha tomado la decisión, de la mano también del Gobierno de España, que lo mejor para proteger a Felipe y Letizia de los escándalos del emérito es trasladar a Juan Carlos I fuera de La Zarzuela.

De momento no se sabe cuál será el nuevo hogar del padre de Felipe, pero ya hay quien apunta que es muy probable que sea alguna residencia en manos de Patrimonio Nacional. El Palacio del Pardo o La Quinta son las que suenan con más fuerza.

Una salida por la puerta de atrás de La Zarzuela que, al margen de dejar a la monarquía española muy tocada, sobre todo a Juan Carlos I, está provocando muchos dolores de cabeza a la reina emérita Sofía.

El drama de Sofía

Y es que la emérita está viendo cómo los líos económicos y extramatrimoniales de su marido van a provocar que ella, sin culpa alguna, tenga también que cambiar su hogar.  En este sentido, cuentan los que mejor conocen a la emérita que el disgusto es mayúsculo.

Reina Sofía | EFE

Entre otras cosas porque, si bien entiende la reina que, siendo aún un matrimonio, ella debe irse con su marido a su nueva residencia, no entiende porque Felipe ha tomado esta decisión.

Es más, son varios los medios que apuntan que, tras una reciente conversación mantenida entre la reina y su hijo Felipe en la que se trató cómo resolver el lío, tras acabar llorando la emérita sufrió un pequeño desmayo por el que tuvo que ser atendida de urgencia.

Un drama que no hace otra cosa que evidenciar que, si bien es cierto que las miradas y las críticas están dirigidas hacia Juan Carlos I, una de las perjudicadas directamente por los líos del emérito es la reina Sofía, que ve cómo tras muchos años viviendo en La Zarzuela ahora deberé decir adiós a su hogar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad