La reina Sofía se comunica con Juan Carlos I por WhatsApp

La madre del rey Felipe VI, la reina emérita doña Sofía, mantiene contacto con su marido, el rey Juan Carlos I

Reina Sofía
Reina Sofía

Poco a poco la reina emérita doña Sofía va recuperando la normalidad. La madre del rey Felipe VI toma las medidas recomendadas para evitar el COVID-19 e intenta llevar con normalidad los últimos meses de este nefasto 2020. Un año marcado en la casa real por la salida del rey emérito Juan Carlos I de España, con el, por mucho que digan que se ignoran y que su relación es nula, mantienen contacto por mensajes.

Sofía respetó al máximo el confinamiento, contando los días para poder salir de Zarzuela y tomar el aire. Y es que a las noticias que llegaban sobre la pandemia del coronavirus, se iban sumando los escándalos relacionados con su marido y su fortuna oculta en Suiza.

Un confinamiento muy difícil

La emérita ha tenido que ver como su hijo despojaba a su padre de su asignación y renunciaba a su herencia. Porque hay pocas cosas más duras para una madre que ver como su hijo rompe con su padre.

Por eso, en cuanto pudo, puso rumbo a Mallorca, a Marivent, donde guarda tantos recuerdos y donde siempre se ha encontrado muy a gusto. Allí se la vio pasear, sonriente como siempre, haciendo algunas compras por el centro de Palma.

Reina Sofía
Reina Sofía

Una escapada que, sin duda, le cargó las pilas, pues no ha tardado en retomar su actividad institucional. Por ejemplo, tal y como recogimos en Diario Gol, la semana pasada estuvo en Toledo, en el Banco de Alimentos de la capital manchega, en el que fue el tercer acto institucional desde que volvió de Mallorca.

Contactos entre Sofía y Juan Carlos I

Todo ello mientras Juan Carlos sigue fuera de España, desde que salió el pasado 3 de agosto rumbo a Abu Dabi, donde presuntamente se encuentra todavía.

La que lo sabe con seguridad es Sofía, que más allá de la relación que puedan tener, mantienen contacto por servicios privados de mensajería como WhatsApp para tratar asuntos todavía afectan a ambos, como los relacionados con sus hijas, las infantas Cristina y Elena. Porque como en cualquier familia, hay asuntos que solo pueden tratar desde el núcleo interno.

Publicidad