Princesa Leonor | EFE

La princesa Leonor contra las cuerdas. Inglaterra publica lo que España silencia. Reportaje demoledor

stop

La noticia de la que todos hablan en La Zarzuela

25 de julio de 2020 (12:37 CET)

Como bien apuntan muchos de los que siguen el día a día de la corona en nuestro país, este es el peor momento de la monarquía española en muchos tiempo. Y es que la figura de Juan Carlos I y sus continuos escándalos no está provocando otra cosa que una desafección hacia la institución por parte de muchos.

Ojo, no tan sólo los que siempre se han declarado antimonárquicos, sino también de los que, hasta ahora, eran pro-Familia Real. Y ese es el principal motivo de preocupación de Felipe y Letizia ahora.

De hecho, la monarquía y el Gobierno de España levan semanas trabajando conjuntamente para encontrar una solución que aleje a Juan Carlos I y sus problemas de los actuales reyes y, sobre todo, que proteja el futuro reinado de la ahora princesa Leonor.

Juan Carlos I y Leonor | EFE

El reportaje demoledor

Muchos se está hablando y escribiendo en nuestro país al respecto. Eso si, los líos han traspasado también fronteras y ha sido en Inglaterra donde, en el medio The Spectator, han titulado un reportaje de una manera clara y directa: “¿Podría ser Felipe el último Rey de España?”.

Un reportaje en el que se ahonda en la profunda crisis de credibilidad por la que atraviesa ahora la corona española e, incluso, se indica una posible fecha que podría marca un antes y un después.

“Es en otoño, cuando empiece a notarse la crisis económica, la demanda popular de un referéndum se podría volver irresistible y el voto podría ir fácilmente en contra de la monarquía. Para decirlo claramente: si centenares de miles de españoles pierden el trabajo, es difícil que Felipe mantenga el suyo”, apuntan desde el citado medio.

Lo cierto es que Felipe y Letizia temen que todas las polémicas causadas por el emérito acaben con el futuro reinado de Leonor. Falta mucho para eso (o al menos eso es lo que parece ahora), pero reportajes como éste no hacen otra cosa que sembrar el pánico en La Zarzuela.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad