María Teresa Campos

La OMS mete el miedo en el cuerpo a María Teresa Campos con este aviso de última hora

stop

La comunicadora malagueña regresa a su casa tras tres meses confinada en la de Terelu

28 de mayo de 2020 (13:00 CET)

Por fin hemos vuelto a ver a María Teresa Campos. La presentadora se confinó en casa de su hija Terelu Campos, aunque los primeros días antes de decretarse el estado de alarma los pasó con Carmen Borrego. Como no sabían cuanto duraría esta situación creyeron que lo mejor era que estuviese con Terelu ya que ésta no iba a salir para nada de casa debido a pertenecer al grupo de alto riesgo por su enfermedad. Su progenitora también pertenece al grupo de alto riesgo por la edad. 

Ambas han estado casi tres meses juntas. Hasta que Terelu retomó la mudanza. La colaboradora tuvo que pararla por la situación del país. En el dúplex pasó el tiempo con su madre. Partida de cartas, aplauso sanitario y videollamadas. Durante estas semanas se han conectado en varias ocasiones con programas de Telecinco y con La Resistencia de Movistar. 

María Teresa Campos y Gustavo, su chóferTodos los países han iniciado ya la desescalada tras comprobar como el número de muertes y contagios es significativamente menor. Sin embargo, la OMS advierte que no habría que relajarse tan pronto. Los países donde la infección está disminuyendo podría enfrentarse a un "segundo pico" inmediato si abandonan demasiado pronto las medidas restrictivas para detener el brote. 

El mundo todavía se encuentra en medio de la primera ola del brote de coronavirus, ha dicho Mike Ryan, jefe de emergencias de la OMS, en una sesión informativa online. Mientras en Europa los casos disminuyen hay que tener en cuenta que en América Central, el sur de Asia o África están en aumento. 

Aunque Fernando Simón ha dejado bien claro que un rebrote de las mismas características es impensable, la OMS advierte que no sería de extrañar que se produjese una segunda oleada a finales de 2020. "Cuando hablamos de una segunda ola, a menudo queremos decir que habrá una primera ola de la enfermedad, y luego reaparecerá meses después. Y eso puede ser una realidad para muchos países dentro de unos meses", según Ryan. "Pero también debemos ser conscientes del hecho de que la enfermedad puede saltar en cualquier momento. No podemos hacer suposiciones de que sólo porque la enfermedad está remitiendo va a seguir siendo así y faltan meses para una segunda ola. Podría producirse un segundo pico en esta primera ola".

María Teresa Campos, por este motivo, prefiere ser prudente y va con mucho cuidado. La única salida que ha hecho de momento es para mudarse de casa de su hija a la suya propia y tomando todas las medidas de seguridad. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad