La infanta Cristina ¡y él! La bomba del año. España patas arriba ¡al detaparse!

La hija del rey emérito Juan Carlos I recibe esta noticia y tiene que ver con el coronavirus

Fotografía: La infanta Cristina ¡y él! La bomba del año. España patas arriba ¡al detaparse! » Diario Gol
Fotografía: La infanta Cristina ¡y él! La bomba del año. España patas arriba ¡al detaparse! » Diario Gol

La infanta Cristina y Iñaki Urdangarín están a la esperada de la decisión final del Gobierno sobre los presos que se encuentran en régimen de tercer grado y que cuenten con permiso para salir de la cárcel. Estos podrían terminar el confinamiento en sus respectivos domicilios. Una situación que beneficiaría al marido de la infanta. 

Jaume Asens, presidente del grupo parlamentario del partido de Pablo Iglesias en el Congreso, ha declarado que negocian la medida con el Ejecutivo y que se aprobaría mediante un decreto ley. «Es un debate que hemos trasladado al seno del Gobierno, que tiene diferentes aristas, dificultades y planteamientos, pero que está sobre la mesa», ha asegurado.

iñaki urdangarín efeiñaki urdangarín efe

Esta nueva norma afectaría a todos los presos que cumplan con los requisitos. En esta medida se ve beneficiado Iñaki Urdangarín, pero también otros rostros como Jordi Pujol, políticos condenados por por corrupción, algunos políticos del PP que se encuentran en situación de semilibertad o los políticos condenados por el referéndum ilegal. De acuerdo con los datos difundidos por el Consejo General del Poder Judicial en 2019, el total de presos que se encuentran en segundo y tercer grado penitenciario es de 43.567.

Se toma esta medida por una cuestión de salud pública y también de tratamiento de los internos, tal y como ha revelado Jaume Asens. El yerno del rey emérito, Juan Carlos I, terminaría de pasar el confinamiento en casa pero lo haría, como otros presos, con ciertas medidas de seguridad. 

Esta posibilidad se estudia a raíz de los contagios que se han producido en las cárceles españolas. Esta crisis sanitaria también les afecta y se han tenido que tomar medidas al respecto. «La prueba más evidente es que se producen fallecimientos en las cárceles», comunica Asens. 

 

 

Publicidad