La infanta Cristina recibe la peor noticia. Y es de Iñaki Urdangarin. “Ha pasado esto”

La hermana del rey Felipe VI está muy preocupada

Fotografía: La infanta Cristina recibe la peor noticia. Y es de Iñaki Urdangarin. “Ha pasado esto” » Diario Gol
Fotografía: La infanta Cristina recibe la peor noticia. Y es de Iñaki Urdangarin. “Ha pasado esto” » Diario Gol

A diferencia de sus padres y sus hermanos, la infanta Cristina está pasando este cuarentena y confinamiento provocado por el coronavirus en su casa de Ginebra, Suiza. Cuando empezaron a aparecer informaciones hace años sobre los problemas judiciales de su marido, tanto ella como sus hijos optaron por salir de España e irse a vivir lejos de los periodistas y paparazzi españoles.

Eso sí, de vez en cuando, tanto ella como sus hijos vienen a España de visita. Sobre todo para ver a su marido, Iñaki Urdangarin que, tras ser condenado a cumplir prisión por el Caso Noos, está pasando su condena en la prisión de Brieva.

Antes de que el coronavirus estallara, la infanta acudía de forma regular a ver a su marido. Sin embargo, ahora, obviamente, hace ya semanas que no se ven. Pero el problema no es eso. El problema, la peor noticia que ha recibido en las últimas horas la hermana del rey Felipe es más seria. “Ha pasado esto”, apuntan desde el entorno de la Casa Real.

El problema con Iñaki Urdangarin

Y es que parece ser que la exposición del yerno de Juan Carlos I y Sofía al virus ha sido más elevada de lo que muchos desearían. Cuentan en algunos medios que, tanto por lo que se refiere a los funcionarios de la prisión como, sobre todo, alguno de los residentes de la residencia donde hace sus labores de voluntariado, han dado positivo en los test para detectar Covid-19.

Iñaki Urdangarín | EFE

Si bien es cierto que de momento Iñaki no ha dado positivo, la preocupación por parte de su mujer es más que evidente. A eso debe juntarse que el régimen de visitas ha quedado suspendido y que la infanta tampoco puede moverse de Ginebra ya que los desplazamientos están más que prohibidos. Días de nervios, preocupación y tensión en casa de la infanta Cristina. Y con motivo.

También por parte de un Iñaki que ve cómo, al margen de no poder salir en sus permisos y en sus voluntariados, la sombra del virus se hace más grande en su caso.

Publicidad