Jordi Cruz revista MensHealth

La “¡increíble foto” de Jordi Cruz antes de MasterChef y ser famoso

stop

El jurado de MasterChef empieza una relación con la arquitecta Rebecca Lima y se olvida de Tamara Falcó

16 de diciembre de 2019 (12:36 CET)

Todo el mundo quiere estar con Jordi Cruz. El miembro del jurado arrasa por donde va y levanta pasiones. ¿Debe ponerse celosa su nueva novia? Menos mal que la conoció poco después de que Tamara Falcó y el chef empezaran a conocerse más a fondo. 

Sin duda de lo que más se ha hablado este último mes es de la relación entre la hija de Isabel Preysler y el catalán. La pareja estuvo tonteando durante toda la edición del formato dejando entrever que entre ellos podía haber algo. 

Aunque el concurso ya ha terminado, Tamara Falcó todavía se enfrenta a la misma pregunta cada vez que acude a una fiesta en Madrid. Recordemos que a los espectadores nos dejaron sin una respuesta clara al final de la edición. Tamara Falcó le dio a Jordi Cruz el beso que tanto deseaba cuando se proclamó ganadora. “Con él muy bien”, ha contestado la diseñadora. Aunque confiesa que “lo que pasó en MasterChef se queda ahí”. De esta forma deja claro que entre ellos no hay nada y zanja todo tipo de rumores. 

Respecto al beso asegura que “como hubo aquel momento de la cobra pues lo hice para terminar así, un beso y ya está”. 

Jordi Cruz está que rompe. Es uno de los hombres más deseados en España. Su popularidad ha crecido a pasos agigantos desde que participa en MasterChef España. Todas las mujeres e incluso más de un hombre les encantaría estar en manos del cocinero más famoso de la televisión. Su aire juvenil le aporta un toque sexy y su mirada seductora derrite pasiones. A muchos de sus seguidores les gusta ese toque serio y autoritario. Desde la primera edición de MasterChef hasta la actual han pasado casi ocho años y el cambio de Jordi Cruz ha sido muy significativo.

Jordi aceptó el reto de la revista Men's Health y se pudo ver como experimentó un grosor de masa muscular. Ahora se ve mejor y le gusta cuidarse. Acude regularmente al gimnasio. 

Aunque mantiene su corte de pelo, las puntas algo más cortas, el aspecto del catalán ha cambiado considerablemente. Ha perdido bastantes kilos y los que le quedan los ha convertido en músculo. Su cara es mucho menos redondeada. Aunque mucho más se nota esta diferencia si lo comparamos cuando estaba dando sus primeros pasos en el mundo de la cocina y era un joven chef que consiguió con corta edad su primera estrella michelin.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad