kiko rivera

La Guardia Civil se presenta en casa de Kiko Rivera por esto

stop

El cantante e hijo de Isabel Pantoja muy contento por sus hijas

27 de abril de 2020 (16:27 CET)

Como es habitual todos los fines de semana y hasta que no se levante el estado de alarma, Irene Rosales, como otros compañeros, colaboran en Viva la vida a través de videollamada. Este domingo la mujer de Kiko Rivera ha vuelto a conectar con Emma García donde la sevillana ha dado su opinión del tema del día, el triángulo amoroso formado por Alfonso Merlos, Marta López y Alexia. 

Justo en ese momento la presentadora se ha percatado de la presencia de una prenda de ropa colgada en el armario. Irene Rosales había estado de limpieza de armarios para cambiar la ropa de invierno por la de verano y se había tomado con su vestido de novia. 

Emma García le ha pedido que se lo pusiera para rememorar el día más especial de su vida. Minutos más tarde Irene Rosales apareció vestida como aquel 7 de octubre de 2016 en Sevilla.  

irene rosales vestida de novia

"¡Me ha cerrado!", afirmaba con ilusión la sevillana y es que no las tenía todas consigo: "Cuando me casé yo no me había operado del pecho y ahora estoy ahogada", reconocía con sentido del humor mientras mostraba lo guapa que estaba al volverse a poner ese vestido de novia firmado por St Patrick y confeccionado en crepé de corte sirena con una espectacular espalda con detalles de pedrería con el que protagonizó el baile nupcial.

El próximo año la familia Pantoja pasará al completo por el altar. Se casará Anabel Pantoja, quién ha pospuesto su boda por el coronavirus, Kiko Rivera e Irene Rosales por segunda vez y Asraf e Isa Pantoja. Estos momentos llegarán cuando por fin se puedan celebrar las bodas como meses atrás. "Ahora no es el momento, yo quiero una boda con invitados, mis amigos", reconocía. La colaboradora enviaba un mensaje con mucho cariño a sus compañeros. "Os echo mucho de menos. Estoy deseando volver a estar allí con vosotros".

El pasado domingo Irene Rosales pudo salir con sus hijas a dar una vuelta por los alrededores del domicilio y Carlota y Ana se llevaron una gran sorpresa. La Guardia Civil fue casa por casa para repartir un premio a los niños por su aguante durante estos 40 días encerrados en casa. El diploma de "Quedarse en casa". 

 "Qué ilusión, tengo dos campeonas en casa, estoy orgullosa de ellas", ha confesado la propia Irene en sus redes sociales junto a una imagen del momento en la que puede verse, a la perfección, la cara de ilusión de las niñas.

 

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad