La “dura enfermedad” de la que Bertín Osborne no habla

stop

El presentador de Mi casa es la tuya regresa con una nueva temporada a Telecinco

bertin osborne llora

09 de septiembre de 2019 (14:58 CET)

Gracias al programa Mi casa es la tuya, que inició su nueva temporada el pasado viernes 6 de septiembre con éxito, Bertín Osborne ha conocido a importantes rostros de diferentes disciplinas. Todos ellos han charlado amistosamente con el presentador. Algunos ya eran amigos desde hace muchos años, como es el caso de Juan y Medio. El presentador de Menuda noche y La tarde aquí y ahora, programa que se hace viral por las ocurrencias de los invitados, le contó un grave problema, pero no quisieron que viera la luz. 

Ambos mantienen una buena relación, es más se dice que Bertín y Juan y Medio vivieron juntos durante una temporada. 

El almeriense, licenciado en derecho, está relacionando con un problema de salud. Parece vitíligo. Es una enfermedad crónica. Unas lesiones causadas por la pérdida de melanocitos. Las células encargadas de la pigmentación de la piel. Su causa u origen es desconocido y se caracteriza por la aparición de unas manchas blancas en la piel del paciente. En el momento de su diagnóstico, los médicos prohíben taxativamente tomar el sol. 

Esta enfermedad poco común solo afecta al 1% de la población mundial, con predominio en las razas que tienen una mayor pigmentación en la piel. Un caso parecido es el de Michael Jackson, quién empezó en una mano y terminó abarcando el 95% de su cuerpo. 

Winnie Harlow también sufre esta enfermedad y fue más dura cuando tan solo era una niña. Sufrió el estigma social que produce. El rechazo de sus compañeros de pupitre. En la adolescencia fue acosada tanto en el colegio y en el instituto y se reían de ella. 

Precisamente esto es lo que denuncia Juan y Medio. Es el problema más grave con el que tienen que luchar aquellas personas que padecen vitíligo. Por eso el presentador no dudó en escribir a la Asociación de Pacientes de Vitíligo. 

"Me dirijo a todos vosotros con la esperanza de que mis palabras os animen a enfrentaros al vitíligo. Como un trastorno menor, porque es lo que realmente es… Nadie me ha rechazado jamás por mis manchas… Creo firmemente que alguna diferencia en el tono de mi piel en zonas muy concretas de mi cuerpo no me hacen ni mejor ni peor a los ojos de los demás. Mis parejas no me dejaron por ello. No me echaron de ningún trabajo. No me han impedido entrar o salir en ningún recinto".

El propio presentador confirma la enfermedad. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad