Reina Sofía | EFE

La bronca de la reina Sofía con la madre de Letizia: las abuelas se pelean en Zarzuela

stop

El lío de la mujer de Juan Carlos I en palacio

26 de junio de 2020 (11:35 CET)

Los que siguen desde hace ya años la actualidad monárquica saben muy bien que la reina Letizia no es que tenga precisamente una relación muy cercana con su familia política.

De hecho, a medida que han ido pasando los años la tensión entre la mujer de Felipe VI y sus suegros y cuñadas ha ido a más. Episodios como el de la Catedral de Palma es un claro ejemplo del poco cariño que tiene Ortiz hacia su familia política.

Las razones sólo ellos las saben, pero no son pocos los que apuntan que toda la presión que hicieron Juan Carlos y Sofía junto a sus hijas a Felipe para que se alejara de Letizia en los inicios de su relación tiene buena culpa de ello.

La pelea en La Zarzuela

Una Letizia que ahora, siendo ya reina, tiene mucho más poder en La Zarzuela que cuando llegó siendo la pareja del entonces príncipe Felipe. Es por eso que, a medida que ha ido ganando terreno, ha ido también arrinconando a Juan Carlos, Sofía y a las infantas.

Apenas se habla con ninguno de ellos y, pese a que sus suegros pasan mucho tiempo en La Zarzuela (sobre todo el pasado confinamiento), intentan ni cruzarse. Pero el lío ha llegado ahora que los reyes han iniciado la gira por España. Una gira en la que sus hijas, Leonor y Sofía, no les han acompañado.

Telma Ortíz (d) con sus padres Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano en una imagen de archivo. /EFE/BALLESTEROS

En este sentido, cuenta que la que está ‘cuidando’ de ellas no es precisamente Sofía, que vive en La Zarzuela, sino la madre de Letizia, Paloma Rocasolano. En alguna ocasión se ha filtrado el disgusto de la emérita al ver cómo Letizia no le deja ver a sus nietas mientras que con la otra abuela no hay problema alguno.

Y ahora que es Rocasolano la que está supervisando que sus nietas sigan con su más que ordenado día a día, los roces han vuelto a aparecer. Incluso, cuentan, alguna pelea. Evidentemente, Sofía respeta la decisión de su nuera, pero el conflicto sigue ahí.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad