Karmele Marchante estalla contra Jorge Javier Vázquez. Destapadas intimidades prohibidas de Sálvame

La excolaboradora de Sálvame está cansada de que hablen de ella en el programa y cuenta lo más gordo

Fotografía: Karmele Marchante estalla contra Jorge Javier Vázquez. Destapadas intimidades prohibidas de Sálvame
Fotografía: Karmele Marchante estalla contra Jorge Javier Vázquez. Destapadas intimidades prohibidas de Sálvame

Karmele Marchante habla alto y claro. La periodista fue una de las primeras colaboradoras en los primeros años de vida de Sálvame, pero harta de las burlas de sus compañeros decidió abandonar el espacio para siempre, tal y como hicieron otras colaboradoras como Terelu Campos, Carmen Borrego o Raquel Bollo. Sin duda alguna Karmele era una de las personas que más titulares generaba en aquella época. 

karmele marchante

Actualmente Karmele hace pequeñas colaboraciones en televisión. Su nombre estaba casi olvidado hasta hoy, cuando ha querido hacer un repaso a todo lo que sucedía en Sálvame. La tertuliana está harta de que hablen de ella, por este motivo ha estallado contra quiénes fueron sus compañeros y sus jefes. Ha sido clara. O dejan de hablar de ella o contará todo lo que vivió en el programa. 

Lo ha hecho a través de las redes sociales donde utiliza palabras muy duras para describirlos. Sin ir más lejos a Jorge Javier Vázquez le llama «maltratador misógino». “Jamás me doblegué en ese pozo de MALTRATO, BULLING Y MENTIRAS. Me largué, soy feliz, escribo de política, trabajo en la TV3……A qué viene esa OBSESIÓN ENFERMIZA? Dejarme en paz ya PANDA MISERABLE DE IGNORANTES Y AGRAF@S”, añade.

Y advierte. “Si me siguen nombrando escribo TODO LO QUE VIVÍ. Carreras de drogas en baños y camerinos, alcohol, mentiras no informativas, órdenes de la dirección para dervirtual aconteceres para mayor audiencia. Nepotismo. Endogamias amorosas para colocar novi@s. Peleas x la Publi….”.

Karmele Marchante es una auténtica profesional y se canso de que en Sálvame la tratasen como un personaje cómico, poco serio y diana de bromas. Ahora llega su venganza y estas palabras, que se desconoce si tendrán repercusión legal, darán mucho de que hablar en los próximos días.