Jesulín de Ubrique calla “lo más gordo” de Belén Esteban y Fran Álvarez (y es esto)

stop

El diestro está dolido por el fallecimiento del ex de la madre de su hija, Andrea Janeiro

Jesulín de Ubrique y Campanario

11 de febrero de 2020 (12:25 CET)

El pasado domingo, a través del programa Viva la vida, los colaboradores de Sálvame como todos los espectadores se enteraron de la trágica muerte de Fran Álvarez a la edad de 43 años. La de Paracuellos lo está pasando muy mal y para la gallega no va a ser nada fácil acudir con una sonrisa esta tarde al programa y hablar de la última hora de la autopsia. 

Belén Esteban fue una de las primeras personas en enterarse del fallecimiento de su exmarido. Mucho antes de que los espectadores fueran conocedores de esta noticia a través del programa Viva la vida. Aurelio Manzano, periodista y gran amigo de Fran, fue el encargado de dar esta trágica noticia. 

El cuerpo fue hallado sin vida el pasado domingo 9 de febrero sobre las 15:20 horas en su domicilio, ubicado en el madrileño barrio de la Elipa. El cadáver fue llevado inmediatamente al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia que tendrá lugar este mismo lunes. Por el momento se desconocen las causas de su fallecimiento, aunque ya hay algunas personas que empiezan a hablar de su turbulento pasado. 

Durante toda la mañana, el camarero no se personó en el bar de sus padres, algo muy extraño ya que era muy cumplidor, puntual y trabajador. Una empleada le llamó en reiteradas ocasiones, pero no consiguió dar con él. Fue entonces cuando se personó en su casa y al entrar se encontró con el cuerpo sin vida del joven de tan solo 43 años. 

“Desde el principio de su matrimonio con Belén, ambos tenían sus problemas. Ni es culpa de uno ni de la otra ni viceversa. Pero Fran nunca supo gestionar eso cuando su vida estuvo expuesta. Se hablaba de él todos los días. Y él no sabía o no tenía medios para expresar lo que sentía. Por eso acudía a mí. Me llego a sentir mal por la dicotomía entre mi trabajo como periodista y la amistad que sentía por él”, explicaba Manzano a Emma García.

Fran Álvarez siempre se sintió utilizado y muy solo. El joven estuvo expuesto de forma mediática tras conocerse su relación con Belén Esteban, algo que nunca llevo bien. Tras casarse ésta con Miguel Marcos el año pasado, los medios no pararon de increparle. La colaboradora ha hablado sin problemas de su duro episodio, además durante ese proceso contó con gente que la quería y la apoyaba, todo lo contrario que Fran Álvarez. 

Se buscó por todo su domicilio alguna nota de suicidio, pero por el momento no se ha encontrado nada al respecto. En esos momentos Fran Álvarez no sufría ninguna depresión o por lo menos ningún familiar era conocedor de ella. Lo que si se comentó es que iba a volver al centro de desintoxicación en el que estuvo el año pasado. Tampoco se halló ninguna sustancia. Algunas personas cercanas a Fran se aventuraban a decir que estos últimos días ha estado cabizbajo, triste y algo alterado y nervioso. 

Es pronto para aventurarse sobre este tema tan oscuro y duro y hay que ir con pies de plomo. Los resultados de la autopsia dictaminarán las causas de este triste fallecimiento. 

“Rocé el infiero con la bebida. Eso me llevó también a coquetear con otro tipo de sustancias. Fue mi mayor desgracia”, decía a Lecturas en una de sus últimas entrevistas. Belén Esteban y Fran Álvarez se querían, no obstante no podían estar juntos. Cuando se veían eran como una bomba de relojería a punto de explotar. “Cuando nos casamos, los dos llegamos con nuestros problemas. Juntos éramos una bomba de relojería”.

Fran Álvarez confesó en su última entrevista que tenía serios problemas con las drogas y el alcohol. Él mismo reconoció que estuvo en una clínica de desintoxicación. “He estado en una clínica de Proyecto Hombre en Burgos y he salido hace 20 días. Estoy muy orgulloso del paso que he dado”. Finalmente, quizá ese paso no haya sido bastante.

Todos los programas del corazón de Telecinco se han hecho eco de la noticia y la han exprimido al máximo, algo muy criticado por los espectadores debido al sensacionalismo y amarillismo con la que la han tratado. Muy propio de espacios como Sálvame. El programa, que finalmente no contó con la visita de Belén Esteban, quién está en "shock", tal y como comunicó Gema López, analizó el pasado turbulento y oscuro de Fran Álvarez que desencadenó con el trágico final. 

Belén Esteban

Antonio Rossi en AR aseguró que Belén Esteban, que no acudió a Sálvame, está impactada, se enteró por un amigo común. No sabe cómo actuar en esta situación porque cualquier cosa que diga se va a mirar con lupa”.

Gema López habló por la tarde sobre su compañera: “Lógicamente, ella no se encontraba bien. Está en shock porque se pone en la posición de los padres de Fran. La madre había sufrido una pérdida hacía tiempo y Fran era un poco su ojito derecho”

Poco a poco, aunque para saber el resultado final de la autopsia habrá que esperar un tiempo, algunos de los colaboradores se han puesto a investigar con sus fuentes y van descubriendo pequeños detalles que podrían relacionar con este trágico final. Según Kiko Matamoros insinúo que Fran salió del Proyecto Hombre con un permiso y “no volvió”. No estaba pasando un buen momento y se sentía muy solo en esta lucha. Incluso los bares del barrio de la Elipa, que ya lo conocían, le tenían prohibido servirle alcohol, otro de sus problemas. 

La Razón cuenta que “la madre de Fran Álvarez, Maruja, está tremendamente abatida, según cuentan los allegados a la familia. Madre e hijo estaban muy unidos, tanto que Fran desveló durante una entrevista de televisión, que una de las recaídas que tuvo de sus adicciones se debió al ictus que sufrió su madre, un doloroso contratiempo que no supo gestionar correctamente y le desbordó”. 

“Así se encuentra ahora Maruja, desbordada por el dolor ante la irreparable y trágica pérdida que supone sobrevivir a un hijo. Todo apunta a que es el padre del camarero, Amaro, quien ha tomado el papel de pilar familiar para sujetar a su esposa y ayudarle a superar, de alguna forma, este trágico varapalo del destino”, añaden,

“Tengo el corazón encogido porque Fran hubiese podido ser yo hace muy poco tiempo y puede ser cualquier persona que ahora mismo está en situaciones complicadas”, se comparó Alfonso Caparrós, colaborador de Sálvame. 

El tertuliano siguió: “Ante todo, lo primero y más importante es mandarle un mensaje de mucho cariño a sus padres y a todos sus familiares. En este tipo de tragedias queda mucho de si hice todo lo que pude”. 

Algunos periodistas, como Diego Arrabal, dijeron que Belén Esteban se casó con Fran Álvarez por despecho. "Se casó porque tocaba casarse", dijo. Ese mismo año se dió el sí, quiero Jesulín de Ubrique con María José Campanario, algo que nunca hizo con la colaboradora. La de Paracuellos muy dolida podría haber tomado la decisión de pasar por la iglesia por ese motivo. 

Sea como sea, la relación entre Belén Esteban y Fran Álvarez no funcionaba. Hacía aguas por todas partes. Se querían, pero a la vez se odiaban. Solo se hacían daño y era mejor separarse. Jesulín de Ubrique nunca ha estado conforme con esa relación, pero cada uno en su vida es libre de hacer lo que quiera mientras no haga daño a terceros. Y aunque no hacían daño a Andrea Janeiro no era un buen ambiente para que creciese su hija. Belén Esteban entró en un agujero negro al que le pudo haber sumergido Fran. Ambos se hacían daño y si seguían juntos no podían salir de ese episodio tan terrible. Belén lo consiguió, pero Fran no. Tal vez si que fuese verdad que la compañía hiciese mucho. El tener algo por lo que luchar y Belén tenía a Andrea. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad