Isabel Pantoja “rota de dolor”. Avisada de lo que está pasando en su familia. Última hora

La cantante está muy preocupada por la salud de sus hijos mientras se encuentra confinada

Fotografía: Isabel Pantoja “rota de dolor”. Avisada de lo que está pasando en su familia. Última hora
Fotografía: Isabel Pantoja “rota de dolor”. Avisada de lo que está pasando en su familia. Última hora

Isabel Pantoja no pasa por un buen momento. La cantante está muy preocupada por la actual crisis sanitaria y por que pueda afectar a algún miembro de su familia, especialmente a Doña Ana, que está muy delicada de salud y es una persona mayor, por tanto de alto riesgo. Se encuentra con ella confinada en Cantora, donde también está su hermano Agustín. La artista hace videollamadas con sus hijos todos los días. Está preocupada por sus situaciones. 

El sector turismo y el cultural serán los grandes perjudicados de esta crisis sanitaria. Debido a su afluencia de gente serán los últimos en abrir y recuperar la normalidad. Los hosteleros dan por perdido el 2020 y ya encaran el 2021. Sin embargo posiblemente podrían abrir durante los meses de julio y agosto pero con menos afluencia en restaurantes y hoteles. Peor lo tiene todas aquellas personas que trabajan en televisión, teatro o cine, como cantantes. Estos podrían no volver a trabajar hasta 2021. Todo un año sin ingresar nada. Lo primordial es evitar las aglomeraciones. 

Isabel Pantoja llora

Kiko Rivera no sabe cuando podrá abrir de nuevo su exitosa discoteca Hoyo. Todo lo que ha ganado estos meses con ella ahora lo está perdiendo. Sus conciertos y su función como DJ también han quedado suspendidos. Se queda en casa y lo hará, lamentablemente, durante una larga temporada. El hijo de Isabel Pantoja reveló en uno de sus directos que está pasando importantes apuros económicos y ha pedido la ayuda del Gobierno para los autónomos. 

«He tenido que pedir la ayuda por ser autónomo. Esto me ha pillado muy jodido de pasta«, le ha dicho el hijo de Isabel Pantoja a su amiga Tamara Gorro con la que ha protagonizado un distendido directo. Kiko Rivera tenía muchos conciertos cerrados y con todo lo que iba a embolsarse ya tenía pensado planes de futuro. «Tenía un verano estupendo de trabajo y nos iba a posibilitar empezar a poner colchón para mis hijas, comprarnos una casa… Pero ha llegado así”.

Esta situación le ha pillado sin ahorros. Ahora mismo sale de una situación económica complicada y le viene otra. «Todo lo que he ganado en mis entrevistas y en Gran Hermano lo he utilizado para pagar mi deuda con Hacienda, que ya se ha acabado, gracias a dios».

Tamara Gorro le ha animado diciéndole que esto «es pasajero» y él podrá trabajar cuando todo esto pase. «Siempre he sido un gastador y ahora me arrepiento de ello. Ahora, no tengo problema en decirlo, solo estoy ingresando 700 euros al mes, que es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura, no hay derecho». A pesar de ello el hijo de Isabel Pantoja está tranquilo: «Al menos podemos comer y pagar la casa y súper agradecido por ello, es lo que me importa”.