Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’

Isabel Pantoja llama en directo al Deluxe para hablar con su hijo Kiko Rivera tras confesar que padece una depresión y que no ha superado su adicción a las drogas

Fotografía: Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’
Fotografía: Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’

Kiko Rivera ha recibido todos los apoyos que se podían en su entrevista. Un mensaje en redes de Isa Pantoja, una llamada de Anabel Pantoja y en el último momento para sorpresa de todos la llamada de su madre, Isabel Pantoja. La tonadillera le ha robado todo el protagonismo a su hijo. La cantante ha visto toda la entrevista de principio a fin y no sabía absolutamente nada de lo que sucedía entre Irene Rosales y su hijo, sin embargo lo que más le preocupaba es que su hijo confesaba no estar bien. Isabel no dudaba ni un segundo en echarle la bronca.

Aunque el DJ confesó estar limpio, afirma que todavía no ha superado la adicción. “Sigo teniendo dependencia de las drogas. Hay noches que no puedo dormir y hasta lloro. He preferido dejar de trabajar en la noche para no caer en las tentaciones del mundo. A mi me han ofrecido drogas mil veces”, ha explicado. Isabel se ha mostrado muy molesta, especialmente por no hacerla partícipe a ella de sus problemas.

La tonadillera ha empezado echándole en cara que no se lo contara en privado y se haya enterado viendo su entrevista. “Me has dejado sin palabras. Yo no sabía que estabas así de mal, pero sabes que me tienes para todo. Nunca estarás en el subsuelo mientras yo viva”.

Fotografía: Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’

Según la artista, hay muchos asuntos más importantes que sus problemas personales. “Se están muriendo millones de personas por la pandemia. Lo tuyo no es importante”, ha expresado sin dudarlo. Su problema tiene solución, las muertes no, lo único que no se puede curar. Isabel le ha asegurado que ella siempre va a estar ahí cuando la necesite. Nunca le va a faltar un plato en la mesa. No va a estar en el suelo mientras ella esté viva.

“Hay una pandemia que ha matado a mucha gente y eso es triste y serio. Ahora lo tuyo no es importante”, ha recalcado sin dudarlo. Además, ha apostado por ayudar a su hijo porque “lo tuyo tiene solución, pero los que se han ido ya no”. Se nota que la pandemia de la Covid-19 ha dejado muy tocada a la folclórica. “Que se vaya ya este bicho y nos deje vivir, por lo menos a los que nos deje vivos. Tenemos que dar el pésame de todo corazón a todas las personas que han perdido a sus seres querido. Eso es importante“.

Isabel Pantoja no quiere ver hundido a Kiko Rivera ni que pueda recaer en su pasado más oscuro. Si necesita ayuda solo la tiene que llamar y se presenta en su casa «en cero coma». Parece que a la tonadillera no le ha hecho mucha gracia que su hijo vaya a contar sus problemas al Deluxe para ingresar una buena fortuna.

Kiko Rivera cuenta que padece depresión

Todo eran rumores, pero finalmente su protagonista reveló aspectos desconocidos y muy oscuros de su pasado. Kiko Rivera reveló en GH DÚO su adicción a las drogas. «Es muy complicado Jorge, pero mira, te voy a ser sincero. No lo he dicho nunca, pero en un determinado momento de mi vida (y de ahí viene gran parte de mi depresión) tuve adicción a las drogas y… lo pasé muy mal», explicó abierto en canal. «Lo digo porque gracias a Dios lo he superado. A base de médicos, a base de psicólogos, a base de lucha, a base de amor…», dijo muy emocionado.

Un año y medio después, Kiko Rivera se sentaba en el ‘Deluxe’ para terminar con los rumores de infidelidad a su pareja, pero también para hablar de nuevo de las drogas y de la depresión, algo que aunque ya está limpio parece que no ha superado. Su dependencia sigue presente y es un auténtico lastre para él porque se ve limitado. «Sigo teniendo dependencia de las drogas. Hay noches que no puedo dormir y hasta lloro. He preferido dejar de trabajar en la noche para no caer en las tentaciones, me cuesta muchísimo. Me han ofrecido drogas mil veces», ha explicado a María Patiño abierto en canal.

Fotografía: Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’

Justo cuando estaban hablando de las adicciones a los somníferos de su prima Anabel Pantoja. «Siempre tengo el demonio en el hombro y estoy en alerta roja, ¡siempre!». «He tenido recaídas, varias. Actualmente estoy bien, pero últimamente tengo pensamientos muy malos, como caiga otra vez en eso apaga y vámonos…», ha contado.

Kiko Rivera revelaba que había sido desleal en varias ocasiones a Irene Rosales y aunque ésta le ha perdona en todas las ocasiones, muchas veces han puesto en jaque al matrimonio hasta el punto terminar la relación. «Me siento muy mal por ello, el único culpable soy yo. Cómo no voy a valorar a Irene, si me ha dado todo”. Todo ocurrió cuando Irene estaba volcada en el cuidado de su madre.

Fotografía: Isabel Pantoja, a lágrima viva, le pide un favor a Kiko Rivera en pleno ‘Sábado Deluxe’

«He sido desleal a mi mujer muchas veces bajo los efectos de las drogas», ha dicho Kiko Rivera, que ha confesado que ha tenido algún gran bache con su mujer. «Soy una persona complicada, que a veces ni me quiero… Mi vida no es ninguna fiesta. Algo tengo, por algo viene. Estoy en un momento muy jodido. Estoy en el subsuelo, en el puñetero subsuelo. No se merece que piense así, yo sí que estoy hundido«, ha contado logrando contenerse pero contundente.

Kiko Rivera ha reconocido que necesita ayuda. «Estoy triste, decepcionado y no soy feliz con lo que conseguido en mi trabajo. Me siento defraudado, un inútil». Y no ha tenido problema en reconocer, demoledor: «Si Irene no estuviese a mi lado igual no estaría vivo».

“Estoy en un momento de mi vida muy jodido”. Incidía en que quizás forme parte de un largo proceso de recuperación. “Debería ir a un psicólogo. Tengo tanto miedo y eso viene por algo. Estoy triste”. También ha recalcado que Irene es uno de los principales pilares de su vida y su mejor apoyo: “Si pierdo a mi mujer ahora, no sé qué sería de mí”. 

“No estoy bien, pero me voy a recuperar, dalo por hecho”, ha afirmado rotundo. Kiko ha explicado que su vida real dista mucho de lo que la gente imagina. “Mi vida no es una fiesta”. Incluso hoy continúa teniendo dependencia de las drogas: “Hay noches que no puedo dormir”. Su estado de ánimo no es bueno y no está conforme con sus metas. “No me siento bien. Me falta algo. No sé qué es”.

Publicidad