“Irreconocible”. La fotografía de Paz Padilla en Barcelona hace más de 20 años

Se destapa una fotografía de Paz Padilla de 1998 cuando participaba en el programa 'Crónicas Marcianas'

Fotografía: “Irreconocible”. La fotografía de Paz Padilla en Barcelona hace más de 20 años
Fotografía: “Irreconocible”. La fotografía de Paz Padilla en Barcelona hace más de 20 años

Paz Padilla ha estado en boca de todos este verano tras despedirse del amor de su vida, Juan Antonio Vidal, víctima de una cáncer. Ella llevó en silencio la enfermedad durante algo más de un año. No lo sabía absolutamente nadie, nada más que sus seres cercanos. Sus compañeros admiraron su fortaleza y es que la gaditana siempre está de buen humor.

Paz Padilla es una de las actrices y presentadoras más queridas de la televisión desde que se dio a conocer al lado de Chiquito en la década de los 90. El humor siempre ha circulado por sus venas. Pero antes de pisar la televisión su vida fue bien distinta. A los 20 años trabajaba en el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz, donde ejercía como auxiliar de enfermería. Era la encargada de sacar sonrisas a todos los pacientes. Su humor era vital en el hospital. Allí se enamoró de Antonio, su compañero. Sin embargo, en ese momento su historia no pudo concluirse.

La presentadora acompañó a su cuñado a un casting de televisión y allí todo cambió. El director le preguntó si ella también iba a hacer la prueba, pero en un principio dijo que no, hasta que su cuñado la convenció. Utilizó como arma sus chistes y su desparpajo. Pocos días después la llamaron para ofrecerle trabajo en «Genio y Figura», programa de Antena 3. Compaginó ambos trabajos, pero finalmente le dio una oportunidad al amor, dejando a Antonio en Cádiz con su trabajo.

En la tele se enamoró del padre de su hija. Albert Ferrer era el representante de Chiquito de la Calzada y después pasó a ser también el suyo. En 1998 dio el salto a ‘Crónicas Marcianas’ con Xavier Sardá. Precisamente, la revista Pronto ha rescatado una fotografía de ese momento. La joven posa con el pelo capa junto a la estatua del dragón en el Parc Güell, en Barcelona. El programa se grababa en la capital catalana. Aparece sonriente, como siempre, pro «irreconocible», escriben algunos usuarios en Twitter como @pedrohank34b

Fotografía: “Irreconocible”. La fotografía de Paz Padilla en Barcelona hace más de 20 años