Insultos en OT: Ana Guerra calla. “Cochina”, “Marrana” y “Sucia”: Aitana, Alfred, Cepeda y hasta Amaia no quieren hablar

stop

Amaia Romero acudió el pasado miércoles a la presentación de dolor y gloria de Pedro Almodóvar y sorprendió con un arriesgado 'look'

Ana Guerra en La Resistencia

15 de marzo de 2019 (15:15 CET)

El disco de Amaia Romero, ganadora de OT 2017, ya está grabado. Después de un año y medio desde que abandonó la Academia más famosa de la televisión, el primer trabajo discográfico de la de Pamplona se podrá disfrutar antes de lo previsto. Para terminar de grabarlo la triunfita tuvo que cruzar el charco y estuvo bastante ausente. Ahora tiene más tiempo libre y le conviene dejarse ver para promocionar su proyecto. Por este motivo acudió el pasado miércoles al Cine Capitol de Madrid al preestreno de Dolor y gloria, la última película de Pedro Almodóvar. Su desfile por la alfombra roja no dejó indiferente a nadie.

La cantante llevaba un vestido blazer de Xevi Hernández, zapato plano ante todo cómoda y pendientes con forma de Torre Eiffel y un mini bolso de moda de la firma Le Sac Chiquito de Jacquemus. El bolso acaparó la mayoría de comentarios de Twitter. La miniatura del bolso hizo preguntarse a los usuarios que podía llevar Amaia dentro de el. Los seguidores de la cantante alabaron su 'look' y les encanto la idea de posar con una de las rebeldes de OT 2018, María Villar. Pero cambiaron de opinión justo cuando se fijaron en sus piernas. El vestido las dejaba al aire libre y la calidad de las cámaras captó los pelos en las piernas de Amaia. 

Las piernas de Amaia Romero sin depilar

Muchos la llamaron "cochina", "marrana" y "sucia". Una falta de respeto, además de admitir que le quedaba fatal. Ella siempre ha hecho oídos sordos a las críticas y a seguir un estereotipo concreto. Desde que pisó el plató de Operación triunfo demostró ser ella misma. A parte de su voz esto es lo que más gustó a sus fieles seguidores. Su espontaneidad y naturalidad. Ella no cree que depilarse sea obligatorio para las mujeres, como no lo es para los hombres. Cada uno puede hacer lo que le de la gana. Por eso otros seguidores apoyaron su decisión. "Para estar guapa no hay que sufrir", escribían algunos. 

En alguna ocasión también acudió con los pelos de las axilas sin depilar y su compañera María Villar también sigue la misma filosofía. En más de una ocasión han publicado una fotografía en su cuenta de Instagram para defender la naturalidad del cuerpo. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad