Guerra en Sálvame: sale la basura de Paz Padilla. Y también hay para Belén Esteban y Patiño: Kiko Matamoros desatado

stop

Kiko Matamoros y Paz Padilla se enfrentan por una nueva polémica de Cristina Pujol

Kiko Matamoros y Carlota Corredera

25 de enero de 2019 (12:43 CET)

Vuelve el huracán Matamoros a Sálvame. El programa de La fábrica de la tele nunca está tranquilo. Si no son unos colaboradores son otros los que se enfrentan y en ocasiones llegan a las manos. Sin embargo lo peor que te puede pasar es batirte en un duelo dialéctico con Kiko Matamoros. Puedes acabar muy mal y sino que se lo digan a Lydia Lozano

Ahora estalla la guerra entre Paz Padilla y el defensor de la audiciencia. El tema de la nueva novia del exmarido de Makoke sale en Sálvame día sí y día también. Desde que el hijo de la supuesta novia entrase en el programa y dijese que su madre no tiene ni 30 años ni aires brasileños, todos los colaboradores han empezado a criticar a la señora. La presentadora del espacio insinuó que Cristina Pujol, su actual pareja, podría haberse dedicado a la prostitución. Estas insinuaciones no gustaron ni un pelo a Matamoros y no dudó en ponerla de vuelta y media. La llamó sexista, retrógrada, machista y fascita

Kiko Matamoros y Carlota Corredera

Pero no es la única en meterse con su novia. Todas estas insinuaciones nacen a partir de una información que facilitó María Patiño en el programa. Cristina Pujol trabajó de gogó. Carlota Corredera, la presentadora en ese momento, arremetió contra Kiko Matamoros y le llamó la atención por insultar a una persona que no se encontraba presente en plató. "Que se defienda cuando vuelva, si tiene muchos días para defenderse", sentenció Kiko hacinedo referencia a Paz Padilla

Pero el defensor de la audiencia no se quedó calla y continúo con sus indirectas hacia la cómica: "Lo importante en la vida es ejercer la profesión que ejerza cada uno pero con dignidad, con preparación y con conocimiento y que cuando uno se siente a moderar una mesa sepa lo que hace y lo que dice (...) que cuando uno presente un programa lo haga dignificándolo y no lastrándolo". Y sentenció: "No pieno hablar con ella una palabra más en mi vida". 

Kiko Matamoros defendió en todo momento a su pareja, aunque no negó en sus últimas afirmaciones que ejerciese la prostitución o fuese gogó: "Me parece absolutamente digna la profesión de gogó o de meretriz cuando alguien tiene que hacer eso para sacar adelante su vida y la de los suyos siempre y cuando sea una acto de propia voluntad". Carlota Corredera no estuvo de acuerdo con él. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad